Importantes mejoras traen baños BIS creados por profesor de la USM

28 · agosto · 2015

El proyecto liderado por Diego Pizarro, vio la luz en 2010 y busca canalizar desechos biológicos sin la necesidad de agua. La iniciativa ofrece ahora a los usuarios espacios más cómodos, mejores materiales y facilidades como conexión a lavadora.

Instación  BISUna importante evolución ha sufrido durante este último tiempo uno de los proyectos más conocidos de la Universidad Santa María: BIS –Baños Integrales Sostenibles- es un proyecto que vio la luz en septiembre de 2010, en una ecoaldea en la Octava Región, posterior al terremoto que afectó a la zona y que en una primera instancia, se diferencia principalmente de los sanitarios convencionales en la parte que corresponde al inodoro.

En contraste, este proyecto sigue el patrón natural y biológico que poseen los mamíferos, quienes tienen la cualidad de excretar por sistemas separados, no utilizando descarga de agua que permita arrastrar y llevar hasta la alcantarilla los desechos producidos.

Diego Pizarro, Director, Cofundador de BIS y profesor de la carrera de Ingeniería en Diseño de Productos de la USM, explicó que este proceso “permite que sea mucho más sostenible en cuanto al tratamiento y a inactivarlo en cuanto a patógenos y cualquier microorganismo”.

El baño cuenta con una taza dividida en dos, “que permite la canalización de la orina hacia un lado y las heces fecales hacia otro, sin utilizar agua, ya que no hay nada que arrastrar. Todo funciona con gravedad. Esa es la diferencia que tiene en comparación con el baño que usamos en nuestras casas”, agregó.

Y la buena noticia es que la iniciativa ha presentado importantes mejoras para sus usuarios en materia de espacio y materiales, que en estos momentos permiten una mejor reutilización de los líquidos y consideran perfeccionamientos en lavamanos, taza, ducha e incluso, una novedad: conexión a lavadora. “La otra parte, la del ciclo del agua, tiene un calentador solar en el techo que alimenta ducha, lavamanos y lavadora. El agua usada va a un desengrasador y después, a un humedal artificial, que permite que las aguas sean aptas para regadío”, comentó.

El desafío hoy

En estos momentos, BIS cuenta con un número cercano a las 80 instalaciones, las cuales están ubicadas principalmente en las regiones Quinta y Sexta, a través del apoyo de FOSIS e INJUV, que permitió implementarlas en diversas comunas, beneficiando a personas que no cuentan con acceso a baños.

“Gracias a BIS hemos podido abarcar de mejor manera las necesidades de las personas. Hoy en día contamos con la empresa Insania SPA, que ve toda el área de innovaciones sanitarias y coordinan la venta de nuestro canalizados de orina, permitiendo la posibilidad que cualquiera pueda construirse su baño seco. Por otra parte, está la Fundación ECOSAN, encargada de la inversión y desarrollo, esto con el fin de entregar a través de la ingeniería, funcionamiento de calidad y que certifiquen higiene”, expuso el docente.

Este 2015, BIS pretende finalizar el añDiego Pizarroo con la construcción de una taza en porcelana con separación de orina, lo que se convertirá en el segundo producto a ofrecer, mostrando diferencias sólo al momento de levantar la tapa del excusado.

Respecto a una posible internacionalización del producto, Pizarro fue enfático en explicar que esta podría ser una opción pero a largo plazo, pero por el momento, tienen otros planes que cumplir. “Nuestro norte como BIS es poder lograr la aprobación sanitaria del Ministerio de Salud en base a los últimos modelos que construimos con las mediciones, queremos tener la aprobación que acredite que nuestro sistema es higiénico. Sabemos que el mercado existe, ya que los baños son una necesidad que va a existir siempre”, puntualizó.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.