Equipo de escolares que participará en Robocup Mundial comienza a entrenar en la USM

14 · Marzo · 2017

Tres de los seis integrantes del grupo serán escogidos para conformar el equipo Mustabot y representar al Plantel y a la Fundación Mustakis en el encuentro internacional, que se realizará en Nagoya, Japón, a fines de julio.

Seis son los estudiantes de enseñanza media de la Región del Biobío preseleccionados para participar en la “Robocup Mundial 2017” y será en la Universidad Técnica Federico Santa María donde se entrenarán para afrontar este importante desafío.

Se trata de Antonia Hucke y Benjamín Cofré, del Colegio San Agustín; Felipe Winkler, del Colegio Alemán; René Garcés y  Emerson Valenzuela, del Colegio Rucalhue; y Rafael Cruz, actual estudiante de Ingeniería Civil Electrónica en la Universidad de Concepción.

De ellos, solo tres serán los seleccionados para viajar a fines de julio a Nagoya, Japón, y representar al país en el encuentro de robótica más importante del mundo, dentro del equipo bautizado como Mustabot. Esta será la primera vez que jóvenes de la zona integrarán dicho equipo, logro adjudicado tras su destacada participación en encuentros regionales y nacionales, habiendo estado ya por tres años consecutivos participando en los talleres de Robótica Educativa, efectuados por Fundación Mustakis, en coordinación con la Casa de Estudios.

Felipe Benavides, Director de Vinculación con el Medio y coordinador del Programa de Robótica Educativa de Fundación Mustakis de la USM en Concepción, fue el encargado de comunicar este relevante logro a los jóvenes y sus familias.

“Esto representa un gran desafío, una gran responsabilidad, porque todos saben que Japón es la cuna de la robótica, entonces competir allá es un reto enorme, pero pensamos  que todo el trabajo que hemos ido desarrollando durante  estos años nos va a permitir tener una excelente participación  y dejar bien representadas a la Universidad, a la Fundación y, por supuesto a los colegios donde estudian los jóvenes”, señaló Benavides.

Desde esta semana, los jóvenes comienzan a entrenar tres veces por semana con dos mentores de la USM, Nelson Araya y Rodrigo Jofré, y el mismo Benavides. A inicios de mayo se comunicará quienes serán los tres integrantes definitivos del equipo.

Mérito a la trayectoria

Antonia Hucke, quien durante tres años ha sido parte de los talleres realizados en la USM por la Fundación, comentó que  este logro “es muy importante como equipo, porque potencia muchas áreas de nuestro conocimiento, de lo referente a la Robótica, nos van a enseñar otro idioma, y aparte, tendremos tiempo con nuestros  compañeros. Esta es una oportunidad de dejar a la Universidad, a la Fundación  y a nuestros colegios en un muy buen nivel”.

Su compañero Benjamín Cofré señaló que “tener la posibilidad de ser parte  de la selección Mustabot es un sueño, porque uno entra y todo el mundo habla de la  posibilidad de viajar a otros países, pero se ve lejano, uno piensa que van solo de Santiago, Valparaíso, y esto fue una sorpresa. Siento que es un mérito a la trayectoria que hemos tenido. Estoy súper contento de enfrentar nuevos desafíos”

“Me encantó la idea de poder viajar a otro país a una competencia tan grande y para mí representa lo que me gusta. Esto es lo mejor que me puede haber pasado”, afirmó Felipe Winkler.

“Estoy completamente orgulloso de lo que hemos logrado con mis compañeros, porque desde hace cuatro años hemos estado con el mismo sueño de legar, hacer algo donde podamos mostrar nuestros nombres o nuestro mismo  equipo, para competir a nivel mundial, como en este caso”, dijo Emerson Valenzuela.

René Garcés indicó que “esta era básicamente mi meta, cuando comencé  el primer taller, a los 14 años, esto era lo más grande a lo que quería llegar y estar acá es increíble. Veo que ha valido la pena todo”.

“Nosotros siempre hemos mantenido el contacto y nunca pensamos como equipo que íbamos a ser seleccionados para esta competencia internacional. Nosotros veíamos ser parte de la Mustabot como muy lejano y esta es una oportunidad para el crecimiento de todos. Somos seis y viajan tres, pero el hecho de que exista la posibilidad, aun así, estar los seis codo a codo trabajando y preparándonos nuevamente, es algo muy lindo, muy emocionante”, reflexionó Rafael Cruz. 

Orgullo familiar

Todos los jóvenes coincidieron en que sus familias les han apoyado durante todos estos años y así lo confidenciaron también algunos apoderados.

Max Cofré, padre de Benjamín, dijo que su hijo había decidido que este año se dedicaría completamente a sus estudios, porque además sentía que había llegado a su máximo logros con los distintos premios obtenidos. “Esta noticia nos sorprende, pero no tanto, porque nosotros sabemos las capacidades  que ellos tienen, así que ojalá que les vaya bien”, comentó.

La madré de René, Susana Infante, dijo estar  feliz desde el año pasado, cuando salió campeón en su categoría. “Él está desde que era muy niño acá, así que nosotros le damos todo nuestro apoyo. Este es su sueño, llegó a lo más alto, que es lo que esperaba y hay que apoyarlo. Y agradezco también a la USM y a la Fundación, por trabajar con niños de enseñanza básica, no importando los colegios, sino que viendo sus capacidades, nada más que eso”, destacó.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.