Estudiantes de Ingeniería Civil Química de la USM ganan concurso InnoMine Chile

23 · Marzo · 2017

Los participantes presentaron tres propuestas y todas lograron adjudicarse el reconocimiento de la iniciativa que forma parte del proyecto colaborativo “International Research Marketing”, impulsado por Fraunhofer-Gesellschaft.  Una propuesta, que busca potenciar los vínculos entre el sector minero chileno y la estrategia alemana de alta tecnología e innovación.

Seis estudiantes pertenecientes al Departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad Técnica Federico Santa María (USM), se adjudicaron el premio InnoMine Chile, a través de la presentación de tres proyectos liderados por el profesor Claudio Acuña.

Este reconocimiento otorgado por un comité evaluador, compuesto por expertos de Fraunhofer, del Programa Nacional de Minería Alta Ley, CORFO y la Universidad Alemana TU Freiberg, permitirá que los jóvenes participen en una gira a centros de investigación y proveedores de tecnología alemanes, desde el 29 de mayo al 2 de  junio, con el apoyo del Pilar 1: “Transformar la enseñanza y el aprendizaje de la ingeniería”, del Proyecto Ingeniería 2030.

“Este reconocimiento es parte de un proceso que se inició el primer semestre de 2016. Realizamos constantes pruebas, incluso trabajamos en vacaciones. Como profesor me siento muy orgulloso de los trabajos presentados por los estudiantes, pues aquí hay compromiso y perseverancia”, destacó el profesor Claudio Acuña.

En tanto uno de los estudiantes reconocido, Jorge Lara, acotó respecto a la distinción: “Es una satisfacción tremenda, por el logro a partir del trabajo en equipo. Fue un trabajo arduo, un semestre entero de investigación. Con esto se nota que en la Universidad se hacen cosas que apoyan a la mejora de la industria. Se ve que desde los cursos que no son de último año ya estamos innovando. Este premio nos permitirá hacer nuevos lazos y conocer como innovan en otros lugares”.

Talento e innovación

El primer proyecto destacado consistió en el desarrollo de un “Sistema para recuperación y almacenamiento de energía térmica a partir de escoria de planta de fundición, que permite cogeneración de vapor y energía eléctrica”. Este trabajo fue realizado en el marco de la asignatura de Trasferencia de Calor, dictada por el profesor Acuña, y contó con la participación de los estudiantes de Ingeniería Civil Química: Graciela Zamora, Francisca Delgado y Jorge Lara. Para esta iniciativa, que ya cuenta con la revisión del estado del arte, la USM ya ha comenzado el proceso de protección a través de su OTL.

“Como caso de estudio trabajamos con el Complejo Minero Alto Norte, enfocados en el proceso pirometalúrgico. Buscamos una forma de crear un intercambiador de calor para extraer la energía térmica de la escoria, que se libera al ambiente a 1200 °C. En los procesos actuales se le agrega agua para poder enfriarla. Nuestro proyecto busca reducir ese tiempo de enfriamiento realizando un intercambio de calor hacia un aceite térmico donde se deposita la escoria. Luego, mediante tubos se hace pasar un fluido de aceite que permite almacenar el calor en sales fundidas, con lo cual se puede generar un vapor de alta calidad o crear energía eléctrica”, explicó Francisca Delgado.

Por su parte, la estudiante Gabriela Zamora hizo referencia a la gran cantidad de energía que se pierde en la industria y el aporte de la investigación ya que “podemos ayudar a las empresas a bajar los peak de consumo, al utilizar la energía que recuperamos nosotros. De este modo se pueden presentar mejoras a nivel económico”.   

El segundo proyecto en adjudicarse el reconocimiento de InnoMine Chile fue “Validación experimental de una nueva tecnología basada en microesferas de vidrio hueca funcionalizada, para recuperación de partículas finas”. Este equipo se conformó por Matías Contreras y Sebastián Arriagada. Ambos estudiantes de sexto año de Ingeniería Civil Química fueron liderados por el profesor Acuña, quien los formó en la asignatura de Laboratorio de Investigación.

“Nuestro trabajo se enfocó en reducir la pérdida de material ultra fino en la flotación de minerales valiosos como cobre, oro, molibdeno, entre otros.  Lo que hicimos con Sebastián fue trabajar en un medio de asistencia que captara este material que en la actualidad se está perdiendo”, aclara Contreras. Para efectos de este trabajo se realizaron pruebas de laboratorio con el objetivo de acondicionar microesferas de vidrio, con una reacción química (actualmente bajo protección de propiedad intelectual), para luego probarlas a nivel cinético en celdas de flotación, obteniéndose resultados positivos.

Respecto al aporte de esta investigación, patrocinada por 3M Chile, a la industria nacional e internacional, Sebastián Arriagada, señaló: “Esto abre muchas puertas a lo que ha sido un problema de mucho tiempo, que es la pérdida del material fino en el proceso de flotación. Esto tiene gran impacto, sobre todo en Chile, que es un país minero. El poder recuperar ese cobre que se está perdiendo significa  recuperar dinero, en definitiva”. Actualmente, esta innovación tecnológica también ha sido ingresada a la Oficina de Transferencia Tecnológica y Licenciamiento (OTTL) de la USM.

El tercer proyecto presentado en el concurso se tituló: "Desarrollo de un sensor de cobre en solución en línea, basado en medición de imágenes en multi espectro”. Esta iniciativa también fue liderada por el profesor Acuña, junto a la estudiante de Ingeniería Civil Química, María José Astudillo, quien actualmente realiza una práctica profesional en el Zuckerberg Institute of Water Research, Ben Gurion University, Israel.

La investigación, comenta Astudillo, “consiste en el desarrollo de un prototipo funcional que pueda tomar una muestra de una solución acuosa de cobre, para luego ser contrastada por luces de diferentes colores y fotografiada; en base a estas imágenes saber la concentración de cobre de la solución y así generar un muestreo en línea para el proceso de lixiviación en pilas de cobre”. Asimismo, agrega que este trabajo se llevó a cabo en el marco del ramo Proyectos Específicos de la USM e incluyó estudios técnico-económicos de la manufactura industrial del producto, para continuar con el desarrollo del mismo como tema de memoria. Esta innovación, iniciada por el profesor Acuña en la UCN, actualmente cuenta con un estudio de valorización de mercado, financiado por CORFO.

Por otra parte, la joven destacó que el trabajo realizado responde a la problemática de la falta de muestreo en línea para el proceso de lixiviación en pilas de cobre y así ayudar a la optimización del proceso, por tanto a un uso más eficiente de los recursos. A raíz de este resultado es que María espera que mi memoria no sea una memoria de papel, sino que agregue valor a la industria nacional y que se pueda implementar”. 

A través del reconocimiento de InnoMine, finaliza Acuña, se puede demostrar que “sí es posible transformar las escuelas de ingeniería de Chile para que existan profesionales innovadores y emprendedores, tal como busca Ingeniería 2030. Este reconocimiento se alinea directamente con la iniciativa, pues a partir de un problema contextualizado, de la investigación aplicada para el desarrollo de productos innovadores, hemos logrado generar importantes vínculos entre la industria y el mundo universitario”.

Mayor información sobre InnoMine Chile se puede encontrar acá.

 

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.