Grupo Shotokai de la USM potencia las competencias transversales de los estudiantes

24 · Marzo · 2017

La práctica de esta disciplina no competitiva de artes marciales ha sido respaldada por distintas instancias de la Casa de Estudios por propiciar la formación integral de sus practicantes.

 Disciplina y respeto, compañerismo y vida saludable son algunas de las competencias transversales que caracterizan a los estudiantes de la Universidad Técnica Federico Santa María y buenos exponentes de ello son quienes integran el equipo de Shotokai Karate-Budo de la Casa de Estudios en Concepción.

Todo surgió hace dos años, cuando Karla Mora, quien ingresó el 2015 a estudiar Técnico Universitario en Electrónica, quiso retomar una práctica que debió dejar el año 2010, ocasión en que el terremoto afectó el lugar donde practicaba este arte marcial, en la comuna de Coronel. Por redes sociales supo que existían grupos universitarios que practicaban en la zona este estilo no competitivo de karate tradicional japonés y les contactó. Fue entonces que comenzó a cimentar las bases del equipo, con el apoyo y la guía del sempai (instructor) Felipe Sanhueza, quien hasta ahora prepara a los jóvenes, bajo el respaldo y supervisión directa del maestro de la escuela Shotokai Karate-Budo en Chile, el shihan Humberto Heyden.

Ese primer año fue el Programa Punto de Encuentro de la Casa de Estudios la entidad que les apoyó, precisamente por tratarse de una actividad que potenciaba la formación integral de los estudiantes. Al año siguiente, tras ver el interés de sus compañeros, y contar con el apoyo del Coordinador de Desarrollo Estudiantil, Gustavo Viveros, postuló un proyecto a los fondos concursables del Programa de Iniciativas Estudiantiles y Académicas PIE>A, instancia de la USM que fomenta el desarrollo de sus estudiantes mediante el impulso a la realización de proyectos, contribuyendo a la cultura de creatividad, innovación y creación presente entre los sansanos. Paralelamente, Karla y dos de sus compañeros dieron examen para ascender de grado.

Las prácticas eran constantes, al igual que los participantes, quienes se reunían en distintos lugares de la institución. En agosto, gran parte de los integrantes del grupo debieron rendir examen de la disciplina y en diciembre participaron de un Matsuri, festival que reúne a los practicantes de shotokai de todo el país, siendo ellos uno de los seis equipos universitarios existentes.

La Red de Exalumnos ha apoyado también la iniciativa, precisamente por ser coherente con los valores de la Universidad, indicó Nayadeth Muñoz, coordinadora de la entidad en Concepción. “Nuestra misión como Red es hacer crecer e inspirar el cariño y sentido de pertenencia de los sansanos hacia su Universidad y el legado solidario y emprendedor de don Federico Santa María, y todos podemos ver que los integrantes del Grupo Shotokai son líderes positivos responsables, comprometidos, son jóvenes sanos que siempre están dispuestos a participar en las distintas instancias que existen dentro de la USM”, destacó.

Similar opinión tiene Gilber Galleguillos, coordinador de PIE>A USM, quien afirmó que aprobaron el proyecto porque les interesa apoyar el desarrollo de actividades estudiantiles en Concepción y la iniciativa fue presentada de la manera adecuada. “Shotokai en particular fue un proyecto súper bien redactado. Ellos supieron justificar  cada una de las actividades que planteaban y además estaban innovando en el aspecto de que su trabajo era introducir un arte marcial no en término deportivo, sino en término disciplinar, como un complemento a la vida académica, no simplemente como una actividad recreativa”, explicó. “Ese fue un elemento diferenciador importante”, dijo, “a pesar de que puede ser una actividad  no tan innovadora a primera vista”.

La ejecución de la iniciativa demostró precisamente que los estudiantes ponían en práctica los principios que guían a shotokai. “Fue un proyecto donde los jóvenes mostraron un increíble interés incluso desde  las charlas previas y el tiempo dio la razón. Su desarrollo fue bastante bueno. Ellos seguían los caminos formales, nos hacían muchas preguntas en las revisiones de  hitos, estaban siempre pendientes, nos entregaban su estado, avanzaron a tiempo, cuando tuvieron dificultades buscaron las maneras formales de resolverlo. O sea,  fue un proyecto que se desarrolló bastante bien durante todo ese tiempo”, comentó Galleguillos.

Generación de valores

Shotokai es la única escuela de karate no competitiva y aunque respeta y valora esta última disciplina como un método de defensa personal y una actividad física de gran calidad, es principalmente un camino de desarrollo mental y espiritual, para el cual no se requiere experiencia ni requisitos y así lo destacan los sansanos que lo practican.

Paulo Sepúlveda, estudiante de Técnico en Mecánica Automotriz, se incorporó al grupo en agosto y resalta que la experiencia ha sido muy buena.  “Lo vi como una alternativa para hacer algo deportivo, pero esto va más allá. Esto a nosotros nos inculca valores, además de hacer ejercicios tiene un aspecto filosófico, así que es excelente para quienes lo practicamos”, comentó.

Jonathan Soto, quien cursa Técnico  Universitario en Informática, ingresó al equipo en mayo y dice que shotokai le  ha aportado mucho. “Mentalmente, como persona, encuentro que me ha hecho avanzar y mejorar. Puedo mantenerme más concentrado en las cosas. Tengo un camino claro que seguir. Este es un gran equipo para poder crecer mentalmente y físicamente”, reflexionó, agregando que “uno está más alerta a las oportunidades que se presentan”.

“Solo se  necesitan ganas de participar y a quien quiera practicar le va a servir mucho para crecer como persona, para ser personas integrales”, dijo Karla Mora, quien acotó que es especialmente útil para desenvolverse en la vida. “Esto nos sirve de manera particular para cuando nos enfrentemos al verdadero mundo que está allá afuera”, indicó. “Uno aprende a mantenerse alerta y eso lo puede ver en la vida cotidiana. A veces uno cuando está agobiado  por los problemas tiende a irse para adentro y no se da cuenta de lo que está pasando en el entorno, entonces esto ayuda a mantenernos siempre conscientes de lo que ocurre, en todo momento”.

Las prácticas del Grupo Shotokai se efectúan los lunes de 17:30 a 19:30 y los jueves de 18:00 a 20:00 horas, ambos en la sala 202-A de la USM en Concepción, y los viernes de 17:30 a 19:30 al aire libre, ocasión en que se reúnen con equipos de otras universidades.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.