Experto del ISP dicta charla en la USM y destaca esfuerzos educativos del Plantel en higiene ocupacional

5 · abril · 2017

Juan Alcaíno visitó la Casa de Estudios en Concepción, donde compartió con los estudiantes, destacando que aunque en Chile existe un déficit de especialistas con competencias técnicas para combatir enfermedades profesionales, el Plantel es la excepción y sí se encuentra formando a sus alumnos en dichas materias.

 En el mes de noviembre se cumplirán 42 años desde que la Universidad Técnica Federico Santa María imparte la especialidad de Prevención de Riesgos en Concepción. El último rediseño de la malla curricular de Técnico Universitario se efectuó el año pasado, poniendo énfasis en higiene ocupacional y en la gestión de las emergencias.

Fue precisamente por ello que alto interés generó entre los estudiantes  la charla "Estrategias para identificar y estimar los niveles de exposición de los trabajadores a sustancias o compuestos químicos peligrosos en situaciones de emergencia", realizada por Juan Alcaíno, Jefe del Sub Departamento de Ambientes Laborales del Departamento de Salud Ocupacional del Instituto de Salud Pública y docente universitario.

Gracias a gestiones del Jefe de Carrera, Ricardo Pastenes, el experto compartió su conocimiento con los estudiantes 24 horas antes de su visita oficial a la zona, ya que durante tres días, en la Casa de Estudios, tuvo a su cargo una capacitación referida al tema, efectuada a profesionales del área de Salud Ocupacional de la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la región del Biobío y docentes de la USM.

“En el marco del taller que se realiza en conjunto con la Seremi de Salud  surgió la idea de adelantar el viaje del relator y poder tener con él un espacio de conversación, de charla con los estudiantes” comentó Pastenes. Esto es parte de una variada gama de actividades que desarrollará la especialidad este año, no solo más “llamativas”, sino además vinculadas al tema de las emergencias, ya que, como destacó, “queremos dotar  a nuestros expertos, que ya tienen un sello en el área de higiene, de más herramientas en el área de la gestión de la emergencia”.

USM: una excepción en Chile

Sin duda el interés no es casual, sino que responde a las necesidades de las mismas empresas, y así lo dijo Juan Alcaíno, quien señaló que “nos hemos dado cuenta, con todas  las situaciones que ha tenido este país de emergencias, que siempre que pasan decimos que tenemos que hacer una serie de cosas para futuro, y, en general, no  estamos preparados para las emergencias”. Fue por ello también que quiso compartir su conocimiento con los estudiantes, ya que como las empresas generalmente no cuentan con instrumentos  especializados, son los expertos en prevención quienes deben estimar los riesgos para los trabajadores e incluso en muchas ocasiones para la comunidad, y, por consecuencia, tomar las primeras decisiones para proteger la salud y seguridad.

En su opinión, en el país existe un déficit de expertos que tengan competencias técnicas en higiene ocupacional. “Chile tiene una gran deuda  con los trabajadores respecto a las enfermedades profesionales. Conocemos más o menos cuáles son las tasas de accidentabilidad, pero desconocemos totalmente cuáles son las tasas de prevalencia e incidencia producto del trabajo. La única forma de evitar que los trabajadores se enfermen es evaluando, de forma que una vez evaluado podamos tomar las medidas de control”, sentenció, destacando que la USM es la excepción  en cuanto a la formación de expertos, ya que sí incorpora dichas materias en la formación.   

Subrayó además que si bien para evitar que los trabajadores se enfermen el Ministerio de Salud ha adoptado como estrategia la incorporación de protocolos de vigilancia, esta “siempre parte con  una medición, con una toma de muestras y eso lo hacen aquellos que tienen competencia en higiene. Si no hacemos  un esfuerzo ahí, vamos a fracasar”.

En ese sentido, importante es también, en su opinión, el aporte del mundo académico. “La academia en general ha tocado poco el tema  del punto de vista de la investigación. Sí (ha trabajado) en la docencia, en la comunicación, en la extensión, pero en la investigación diría que ha sido pobre. Y hay un nicho”, afirmó, señalando que existen incluso recursos estatales para ello, citando por ejemplo a la Superintendencia de Seguridad Social, que cuenta con recursos para financiar proyectos de uno o dos años de duración.

Consultado respecto a recomendaciones para quienes están o van a ingresar a trabajar en la prevención de riesgos, destacó que lo fundamental es conocer dónde se desenvuelven. “Lo importante es que cuando  lleguen a una empresa conozcan muy bien el proceso. Esa es la  clave. Cuando lo conozcan, van a tener información de cualquier cosa. Cualquier situación de emergencia que se presente ellos la van a identificar inmediatamente, en qué etapa está, qué es lo que se está produciendo ahí, qué materias primas se están inyectando en esa etapa del proceso, eso es clave. O sea, un experto en prevención que no conozca  el proceso donde se está desempeñando, no va a ser  ningún aporte”.

Hay un comentario en esta noticia

Michel Giovanni Herrera Fuentealba Publicado el 5 d abril d 2017 a las 13:38

En relación al tema que se toca en este artículo, en el Centro de Formación Técnica de Lota-Arauco, también mi carrera contaba con un ramo de prevención de riesgos como estudiante de la carrera de Dibujo y Proyecto Industrial.
¿A qué quiero llegar? En ese ramo repasamos detalladamente lo que se plantea en esta información, por ende, uno como estudiante de Dibujo no veía la importancia de esos conocimientos. Ahora me doy cuenta, retractando mi pensamiento de ese entonces, que la prevención es de tal importancia que todos los trabajadores deben tener conocimientos de esta área en su puesto laboral mediante capacitaciones a todo el personal para así atenuar e impedir que acontezcan casos accidentales.

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.