Docente de la USM entrega recomendaciones para evitar intoxicación por inhalación de monóxido de carbono

20 · Abril · 2017

Sebastián Amaro, profesor de la carrera de Prevención de Riesgos de la Casa de Estudios en Viña del Mar, hace un llamado a respetar la normativa fijada por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, y así evitar desenlaces fatales por intoxicación con monóxido de carbono.

Una serie de recomendaciones para evitar la intoxicación por inhalación de monóxido de carbono, realizó el profesor y Jefe de la Carrera Técnico Universitario en Prevención de Riegos de la Universidad Técnica Federico Santa María en Viña del Mar, Sebastián Amaro, luego de conocerse, la semana pasada, la trágica muerte de dos jóvenes estudiantes producto de este motivo, hecho que según el docente, podría evitarse si se toman los resguardos necesarios.

Para el experto, es la Superintendencia de Electricidad y Combustibles la entidad que fija el marco normativo de instalación de los calefones, que desde 2005 exige que la instalación de estos debe ubicarse en el exterior. El punto es que “como no todos conocen las normas, siempre debe fijarse en que el calefón esté instalado en el exterior donde no se pueda acumular el monóxido de carbono por una mala combustión, Ahora bien, si el calefón está instalado al interior como antiguamente estaba permitido, tiene que ser un lugar muy ventilado, que no permita la acumulación de gases producto de la combustión”, advirtió el docente.

El profesor Sebastián Amaro, explicó que el monóxido de carbono se produce en pequeñas cantidades durante todo el proceso de la combustión, pero cuando esta es de mala calidad, ya sea porque el aparato es muy antiguo o debido a otra condición que tenga que ver con el combustible, se produce en cantidades mayores y se va acumulando. “Lamentablemente el monóxido de carbono no tiene olor, por lo tanto es  indetectable, produce envenenamiento bastante rápido porque es capaz de  frenar la capacidad de recibir oxígeno”.

Cabe señalar que el caso de las dos estudiantes universitarias que fallecieron producto de intoxicación por inhalación de monóxido de carbono en Viña del Mar, una de ellas había manifestado anteriormente dolores de cabeza, mareos e incluso se había desmayado, todos síntomas atribuibles a la inhalación con monóxido de carbono en concentraciones que producen la muerte. “Lo más probable es que la joven estuvo expuesta al monóxido de carbono previo al accidente fatal”, concluyó el docente.

 

 

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.