Artista plástica Bruna Solari expone su singular serie “Muñecas” en la USM

17 · mayo · 2017

La Galería del Departamento de Estudios Humanísticos de la Institución, inauguró su ciclo de exposiciones 2017 con esta impactante obra de la pintora nacional, quien realizó un conversatorio con alumnos y la donación de una pintura de Lilo Salberg al Departamento de Ingeniería Mecánica de la Casa de Estudios.

Alumna de aclamados artistas plásticos de los años 50, como Hans Soyka y Carlos Hermosilla, y dueña de un trazo desgarrador y sutil a la vez, la artista nacional Bruna Solari fue la encargada de dar inicio al ciclo de exposiciones de la Galería del Departamento de Estudios Humanísticos de la Universidad Técnica Federico Santa María –en su versión 2017- con la serie “Muñecas”.

Se trata de un conjunto de 42 óleos que estarán en exhibición para la comunidad universitaria hasta el 25 de mayo, todos de autoría de la artista de 88 años, quien se formó en la Escuela de Bellas Artes de Viña del Mar, comenzando su carrera plástica con trabajos en óleo diluido, para luego incorporar en su formación talleres de esmalte, cerámica, grabado y metales. A mediados de los 70, la pintora mantuvo una cercana relación artística con la también pintora, Lilo Salberg, artista judío-alemana que se convirtió en impulsora y consejera del desarrollo pictórico de la artista.

Junto a la exposición de “Muñecas”, Solari realizó un conversatorio con alumnos y profesores de la USM, en donde explicó parte de esta obra que fue producida entre los años 1984-1987, como una respuesta hacia la dictadura. En la instancia, la profesora del Departamento de Estudios Humanísticos de la Casa de Estudios y organizadora del Ciclo de Exposiciones de dicha Unidad Académica, Maite Barros, definió la obra de Solari como: “Sensible, potente, desgarradora y sublime”.

“Expondremos en los muros del Departamento de Estudios Humanísticos, la enmudecida voz de Bruna. Parte de la historia de Chile quedó plasmada a través de una paleta de colores fríos, de un dibujo preciso y de una trizada muñeca, la cual ve toda su inocencia, su ilusión y su pureza masacrada por la violencia humana. La exposición de ‘Muñecas’ nos invita a repensar el pasado, a viajar y desear que este tipo de acontecimientos, no vuelvan a repetirse en el futuro”, comentó Barros.

En esta misma línea, Mario Vergara, Director del Departamento de Estudios Humanísticos, agregó que “cuando se instalaba la exposición ‘Muñecas’, fue muy interesante para mi conversar con los alumnos que la visitaban. Hubo preguntas que enriquecieron el dialogo y el ambiente. El observar cada obra provocaba susto, alarma, sobresalto, pena, angustia y un largo etc., una obra desgarrante. El arte, el pintar, no expresa lo visible, más bien hace visible. Hace que la gente descubra”, detalló el director.

La autora de esta serie, explicó que su obra está muy marcada tanto por la influencia de Lilo Salberg, como también por las sensaciones de angustia y desolación vividas durante esa época. “Tanto ‘Muñecas’ como la serie ‘Camisas’, las desarrollé gracias a Lilo. A ella le mostré el primer cuadro de ‘Camisas’ que hice y ella me dijo: ‘está es la camisa de un hombre ausente’. Me motivó a seguir trabajando y, en esa misma época, una amiga me hace llegar una muñeca de loza antigua. Yo pinté esa muñeca, y cuando me hija vio uno de esos cuadros, me dice asustada: ‘mamá, hay una muñeca muerta en el taller’. A ese cuadro le quedó el nombre de la muñeca muerta”.

Sin premeditar los objetos, conceptos y/o motivos de sus obras, la autora comentó que “yo pintaba porque lo necesitaba para sacar la angustia que tenía producto de todo lo que me rodeaba. Nunca me propuse pintar una cantidad tan numerosa sobre esta temática, ni me di cuenta al comienzo de lo que estaba haciendo.  Pero el tiempo pasaba, y dentro del país se producían hechos tan violentos, que me impulsaban a pintar más y más. Como una compensación a no poder decir lo que sentía, a viva voz. Casi al final de la serie, me di cuenta que había hecho una pintura de denuncia”.

El conversatorio con la artista tuvo una alta participación de los alumnos de la Institución, quienes sostuvieron un emotivo encuentro con Solari, manteniendo un constante interés, el que se reflejó en una gran cantidad de preguntas dirigidas la artista sobre su producción creativa, así como también, sobre las diversas anécdotas y eventos trágicos que inspiraron su obra.

Emotiva donación

Luego del conversatorio con los estudiantes, la artista donó un retrato de quien fuera Decano de la extinta Facultad de Mecánica del Plantel, el académico judío Bruno Wolmann. El ingeniero sansano fue esposo de la mentora y amiga de Solari, Lilo Salberg, siendo esta obra custodiada por la artista nacional, la que mantuvo en su poder desde la muerte de Salberg.

Sobre esta donación, la artista manifestó que es importante que la obra plástica de Lilo Salberg sea retribuida a la comunidad, especialmente a la Institución “que albergó a muchos profesores judíos alemanes, que fueron un real aporte en la construcción de esta gran Universidad, como es el caso de Bruno. Los trabajos de Lilo los mantuve por muchos años y creo que es momento de dejarlos ir, para que se mantengan y sean para la ciudad”.

Por su parte, el Jefe de Carrera de Ingeniería Mecánica, Guillermo González, agradeció a la pintora y al Departamento de Estudios Humanísticos por el valioso retrato, el que será exhibido en los pasillos del Departamento de Ingeniería Mecánica y, además, será incluido como imagen en el libro que el Departamento prepara a propósito de su aniversario N°80.

“A nombre del Departamento de Ingeniería Mecánica, nos sentimos muy orgullosos de recibir este retrato. Justamente, en este año, este regalo es especial para nosotros, estamos cumpliendo 80 años formando ingenieros mecánicos en Chile. Los primeros profesores eran en su mayoría alemanes y fueron, poco a poco, integrándose profesores chilenos. Nuestra promesa es que este cuadro lo vamos a conservar en el estado en que está ahora, y lo exhibiremos en algún lugar del Departamento, ¡Muchas gracias!”, expresó el académico.

Cabe destacar que tanto la exposición de Bruna Solari como la donación de la obra, fueron gestionadas directamente por la propia Maite Barros, encargada del Área de Arte del Departamento de Estudios Humanísticos.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.