USM trabaja en elaboración de protocolo para prevenir y sancionar el acoso, discriminación y la violencia de género

22 · agosto · 2017

En Concepción, la comisión que trabaja el tema, además del análisis de la casuística local, ha generado un acercamiento con otras entidades, como el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género.

Este jueves 24 de agosto, a las 11:45 horas en la Sala de Conferencias, será presentada en la Sede Concepción de la Universidad Técnica Federico Santa María la primera fase de resultados, en torno a la creación del “Protocolo de prevención y sanción de conductas de acoso, violencia de género y discriminación en la comunidad universitaria”, iniciativa que ha estado a cargo de una comisión triestamental.

Dicha comisión fue constituida en cada campus y sede del Plantel, con la participación de representantes de los profesores, funcionarios y estudiantes, teniendo como primera etapa la recopilación de antecedentes, tanto de la USM como de otras instituciones, y la conceptualización del tema. En una segunda etapa se abordará la construcción de una política institucional que tratará el tema, con componentes de promoción, prevención y sanción.

Así fue cómo lo trabajó la universidad más antigua del país, la Universidad de Chile, que recién a inicios de este año presentó ante el Consejo Universitario el Anteproyecto de Política para Prevenir el Acoso Sexual en dicha casa de estudios.

Dicha experiencia fue presentada hace unos días en Concepción, durante un seminario organizado por Fundación Prodemu, al cual asistieron integrantes del Comité de la Sede Penquista, y donde expuso la Directora de la Oficina de Igualdad de Oportunidades de Género, de la Universidad de Chile, Carmen Andrade Lara.

“Creo que una de las cosas importantes que ha pasado en el último tiempo, aunque es duro, es que se han empezado a visibilizar las situaciones de acoso que ocurren en los espacios educativos, que por muchos años han estado silenciadas, pero son secretos a voces, porque todo el mundo sabe que ocurren”, comentó la profesional, quien agregó que se trata de “un problema que se da de manera recurrente, que no se investiga y no se sanciona porque está totalmente naturalizado, no sólo en los espacios educativos, sino también se da en los espacios públicos, en el transporte, y es una forma de violencia en contra de las mujeres, que son las más afectadas”.

Necesidad de enfrentar un problema prevalente

Si bien algunos varones tienden a expresar su sensación de desventaja frente al tema, Andrade señala que de acuerdo a los estudios de su institución, es la mujer quien principalmente resulta acosada. Los casos de acoso a hombres son mínimos, y en ellos se ha constatado que son hombres quienes lo realizan.

Consultada respecto a cómo enfrentar estos cuestionamientos, Andrade enfatiza en que “ese tipo de afirmaciones, como que las mujeres nos pusimos más delicadas, de que todo nos molesta, es una manera de banalizar  el problema. Los hombres saben cuando acosan”, indica, ya que las conductas de acoso son muy claras: se trata de conductas de connotación sexual, no deseadas por las personas que las reciben, que atentan contra su dignidad y que también tienden a crear un ambiente hostil, intimidatorio.

“A mí, cada vez que me preguntan, “si le toco el hombro, ¿es acoso?”, como una manera de banalizar, siempre  respondo lo mismo: los acosadores saben cuando acosan, tienen perfecta conciencia, y  las mujeres también nos damos cuenta cuando acosan”, explicó.

La Directora resaltó que las situaciones jerárquicas y de poder asimétrico favorecen el que haya conductas de  acoso sexual que no se denuncian, porque quienes lo viven tienen miedo a las consecuencias, por ello es necesario trabajar en políticas universitarias integrales, “que tengan prevención, que tengan docencia, que tengan mecanismos para sancionar y para investigar, que den garantías finalmente a las personas que si van a denunciar, aun cuando el denunciado sea una persona  que tiene poder, se va a respetar el derecho a que se investigue rigurosamente y si se llega a comprobar se va a sancionar”.

Eso es precisamente lo que busca el trabajo que desarrolla la USM, tratar el tema desde todos sus componentes.

Trabajo en la Casa de Estudios

En el caso de la Sede Concepción, además del análisis de la casuística local, se ha generado un acercamiento con otras entidades, entre ellas, el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género. Valentina Medel, quien hasta hace unos días era su Directora -ya que ha asumido como Secretaria Regional Ministerial de la Mujer y la Equidad de Género, organismo nacido el año pasado y que comienza sus funciones en la Región tras dicho nombramiento- valoró la iniciativa de la USM.

“Nos parece tremendamente positiva esta reunión que tuvimos, un primer acercamiento para ver cómo vamos a apoyar el  proceso de construcción de herramientas que le permitan a la Universidad enfrentar  de mejor forma todo tipo de violencia, discriminación, hacia las  mujeres, también hacia la comunidad LGBTI, la comunidad de lesbianas, gay, bisexuales y trans, que es sumamente importante hoy en día poder tener herramientas para defender y ejercer los derechos humanos fundamentales de todas las personas”, destacó.

Junto a ello, expresó la disponibilidad para la formación de monitores “y para todo aquello  que la Universidad y su comunidad universitaria necesite para poder fortalecer los derechos de las mujeres y de toda la comunidad”.

El trabajo de la comisión universitaria en la USM de Concepción continúa este mes, paralelo a la presentación del trabajo realizado a nivel universitario, lo cual se realizará el 24 de agosto, a las 11:45 horas, en la Sala de Conferencias.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.