Estudiante de ingeniería de la USM viaja a España para especializarse en robótica

24 · agosto · 2017

En la Sede Concepción estudió técnico universitario en Electrónica, siendo actualmente apoyo docente del Departamento de Electrónica e Informática.

A la Universidad Carlos III de Madrid, campus Leganés, se integrará próximamente Rodrigo Jofré, estudiante de la carrera Ingeniería en Control e Instrumentación industrial de la Universidad Técnica Federico Santa María, en Concepción.

Desde el 28 de agosto y hasta el próximo 25 de febrero, el titulado de Técnico Universitario en Electrónica y quien hasta estos días se desempeñaba como apoyo docente de la carrera Técnico Universitario en  Robótica y Mecatrónica, del Departamento de Electrónica e Informática, desarrollará cursos en microcontroladores, control, visión artificial, robótica y control inteligente, en el marco de un programa de intercambio estudiantil para alumnos de pre grado de la Oficina de Asuntos Internacionales de la USM (OAI-USM).

Jofré podrá acceder a esta oportunidad al haberse adjudicado la Beca Santander Iberoamérica para jóvenes profesores, “que en mi caso es para desarrollarme profesionalmente, tanto en investigación como en innovación en robótica, y poder ser capaz de traspasar este conocimiento a todos los alumnos que les interese desarrollar nuevas técnicas que ya están siendo aplicadas en el exterior”, explicó.

Desde su participación en el Programa de Robótica Educativa que la Casa de Estudios tiene con Fundación Mustakis, el joven sansano comenzó a apasionarse por este tema, viendo el enorme campo laboral que éste abre a estudiantes de carreras técnicas. Jofré empezó realizando cursos básicos de robótica donde enseñaba con robots LEGO, y fue más tarde, al momento de realizar su práctica profesional, que se motivó por ahondar en esta especialidad que, en su opinión, habitualmente sólo abordan expertos en países como Finlandia.

“Esto me motivó a querer expandir el mundo de cómo hacer esto por nosotros, como técnicos chilenos que tienen capacidades, pero no el conocimiento. Y fue durante mi práctica que terminé mi memoria de título, donde se enseña a cómo relacionarse con el mundo de los microcontroladores en un nivel ya algo más avanzado”, manifestó.

 

Interés por investigar desde el conocimiento técnico

En dicho proceso hubo aprendizaje, la influencia de profesores y también de dos alumnos que viajaron a Brasil para conocer sobre el tema a nivel mundial. “Me di cuenta de que hay mucho por aprender y desarrollar. En la Sede tenemos un equipo completo que puede hacer maravillas”, afirmó, agregando que en su rol, con el permanente contacto con los estudiantes, ha visto cómo algunos han logrado metas con tan solo un buen consejo o una guía constante. “Pero hay más que enseñar y que hacer. Para eso tenemos que enfocarnos como comunidad docente, romper todos los días los límites del quehacer educativo de la especialidad”, expresó.

A Jofré le llamó la atención que la gran mayoría de los técnicos una vez que egresan se incorporan al mundo laboral, como él dice “saltando la etapa donde los técnicos pueden ser protagonistas de la investigación y resolución de problemas actuales, como lo vendría siendo la escena manufacturera”.

“Chile tiene un gran potencial para progresar en este ámbito, pero la robótica está desarrollándose de a poco, y quiero ser parte de esta trayectoria”, dijo. Por ello es que el sansano no sólo se ha informado de lo que ocurre en el país, sino que ha buscado lo que ocurre en el extranjero, “donde la tecnología es desarrollada por especialistas que elaboran soluciones”.

Estudiar en España, por tanto, es para este joven “una oportunidad y un sueño, que ojalá pueda dar aún más resultados, ya que todo lo que sé es gracias a la Universidad, que me ha dado las libertades de poder investigar y resolver problemas, con metodologías que pueden ser traspasadas a otros y así poder aumentar la calidad del conocimiento que manejamos, tanto como técnicos o incluso ingenieros”.

Si bien sus intereses laborales transitan entre la investigación, la docencia y la creación, el sueño Rodrigo Jofré es ser profesor e investigador en robótica. Aunque tener su propia empresa es una idea que le ha surgido, piensa que le faltan elementos para poder emprender con responsabilidad social.

“Me entusiasma más la idea de poder traspasar estos conocimientos, dar una comprensión de sistemas que más que quiten trabajos o bajen la cantidad de puestos laborales, sean capaces de crear puestos más especializados y por sobre todo, de poder enseñar. El ser humano no puede estar haciendo de su tecnología un ente que lo reemplace o que emplace a otros seres humanos para evitar costos, sino que sea capaz de aprovecharse a sí misma para producir y enseñar técnicas mejoradas, para que el mismo ser humano sea capaz de realizarlas. Siempre pensando en una economía circular”, finalizó.

 

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.