USM capacita a estudiantes como tutores de alumnos de primer año en Viña del Mar

25 · agosto · 2017

El programa denominado “Tutores Par” busca que los estudiantes de cursos superiores ayuden y orienten en diversas temáticas a quienes recién se integran a la Casa de Estudios. El plan piloto para Viña del Mar comenzará con las carreras de Ingeniería en Prevención de Riesgos, T.U. en Telecomunicaciones, y T.U. en Electrónica.      

Con el objetivo de acompañar y orientar en diversos aspectos a los alumnos de primer año de la Universidad Técnica Federico Santa María, se dio inicio de forma oficial en Viña del Mar al programa Tutores Pares de la Dirección de Relaciones Estudiantiles, iniciativa que ya se ha llevado a cabo en Valparaíso y San Joaquín con muy buenos resultados.

Para Claudia Oyarce, Jefa del Departamento de Bienestar Estudiantil de la Dirección de Relaciones Estudiantiles de la USM en Viña del Mar, esta instancia “busca mejorar la posibilidad de inserción y adaptación del alumno de primer año al espacio universitario, con esta figura del Tutor Par que hace un acompañamiento que es guiado por un profesional. Los tutores, por su parte, tienen un acompañamiento profesional semanal, donde se trabaja con una pauta”, expresó.

“No se trata de un tutor académico que va a reforzar las materias, sino que enseña las experiencias por las que ha pasado. Ésta es la mejor forma de adaptación a la universidad, porque la literatura en términos de educación y aprendizaje señala que el aprendizaje no sólo ocurre en el aula, sino que hay muchos factores que influyen para poder aprender, y uno de los más importantes son las emociones”, agregó la profesional.

Acompañamiento durante el primer año

El programa piloto contempla la implementación del programa “Tutores Par” de forma simultánea para Viña del Mar y Concepción, para las carreras de Ingeniería en Prevención de Riesgos, T.U. en Telecomunicaciones, y T.U. en Electrónica.

Tabisa Verdejo, psicóloga a cargo de capacitar a los nuevos estudiantes tutores, explicó que el “objetivo principal es poder formar estudiantes de años superiores que se desempeñen como tutores; es decir, que sean una especie de colaboradores, acompañantes, o amigos, que puedan ayudar a los alumnos en el proceso de inserción y adaptación a la vida universitaria, y también un poco a resolver dudas cotidianas que tienen los recién ingresados a la USM”.

El programa consiste en acompañar a los estudiantes de primer año durante ese periodo. Para ello, cada tutor tendrá a su cargo a cerca de ocho alumnos con quienes se reunirá sistemáticamente para conversar y saber respecto de su proceso universitario. Este acompañamiento también servirá de alerta temprana respecto de ciertas situaciones de riesgo académico que pueda presentar el estudiante.

“La experiencia hasta el momento da cuenta de que la implementación de este programa ha sido bastante favorable”, agregó Tabisa Verdejo. “Hay muchas carreras que se han sumado al proyecto y los estudiantes lo agradecen, como una experiencia de sentir que hay alguien que se preocupa de ellos, que los acompaña, que está ahí apoyándolo, y que es un par, uno similar a ellos en ésta dinámica,”.

Estudiantes tutores

En el marco de este programa, la principal característica de los  estudiante tutores es que son jóvenes con ganas de ayudar, sociables y con habilidades sociales muy marcadas, con una principal motivación poder ser guía de quienes recién se suman al espacio educativo universitario.

Elizabeth Guerra, estudiante de Ingeniería en Prevención de Riesgos, es una de las primeras tutoras en Viña del Mar, cuyo interés se reflejó en las ganas de ayudar desde su experiencia como alumna. “Me interesó porque considero que cuando uno está en primer año, hay muchas cosas que uno no conoce cuando se ingresa por primera vez a la universidad”, manifestó.

“A mí me gustaría haber recibido apoyo de parte de otro para resolver un montón de dudas, o para enfrentar de mejor forma lo que es la vida universitaria, más cuando vienen de regiones por ejemplo, o cuando eres la primera generación de la familia que asiste a la Universidad. Eso genera todo un impacto, es complejo. La verdad es que me motiva ayudar a los chicos y que no se sientan solos”, añadió la sansana.

Después de implementarse inicialmente en Valparaíso, y dado el afán de la Universidad por estandarizar y complementar servicios entre campus y sedes, a través de la Dirección de Relaciones Estudiantiles se postuló a un financiamiento institucional que permitió hacer este pilotaje con tres carreras, que son las mismas para Viña  del Mar y Concepción

“Nos ha resultado bastante bonito, al menos en el poco tiempo que llevamos con los chicos que son estos nuevos tutores, porque ellos hablan desde su propia experiencia. A ellos mismos les hubiera gustado tener esta posibilidad de que compañeros los pudieran acompañar y guiar en primer año””, señaló la Jefa del Departamento de Bienestar Estudiantil.

“Ésta es una apuesta por acompañar a los estudiantes desde otra perspectiva, ya que también sabemos que puede tener una incidencia directa en su estadía y su rendimiento académico”, puntualizó Oyarce.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.