USM en Concepción aborda el tema de la inclusión junto al Servicio Nacional de la Discapacidad

17 · octubre · 2017

La Casa de Estudios próximamente formará estudiantes que serán monitores de inclusión, mientras docentes de su Departamento de Mecánica participan en el proyecto “Vehículo para discapacitados, autónomo y ergonómico”, financiado por Innova Biobío.

 “Hagámonos cargo: hablemos de inclusión” fue el nombre de la jornada realizada por la Universidad Técnica Federico Santa María en Concepción, con el apoyo de la Dirección Regional del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), que tuvo por objetivo informar y a la vez generar en sus asistentes, el interés y la motivación por aprender más y trabajar en torno al tema de la inclusión en la educación superior.

El encuentro se inició con el tema "Normativa y marco legal vigente en inclusión en nuestra región", abordado por Sandra Narváez, socióloga y magíster en Trabajo Social y Políticas Públicas, quien desde 2016 dirige el Senadis en la región del Biobío.

Narváez explicó que el modelo social de la discapacidad nace como rechazo al modelo individualista, planteando que las causas que originan a la discapacidad son de origen social: barreras existentes de distinto tipo, desde las más evidentes, como las arquitectónicas, hasta otras jurídicas y organizativas, en diferentes materias, como salud, trabajo y educación, entre otras. “Por lo  tanto, es  la sociedad la que debe adaptar sus estructuras y remover las barreras”, indicó.

A continuación expuso Bárbara Valenzuela, doctora en Ciencias de la Educación e integrante del equipo Includec, Programa de Inclusión de la Universidad de Concepción.  La profesional compartió algunos de los antecedentes de su tesis doctoral, indicando que “si bien el Estado chileno ha avanzado en generar leyes que apoyan la inclusión de personas con discapacidad, la educación superior no ha tenido el impulso registrado en los otros niveles, como la enseñanza básica y media, considerándose el ciclo formativo menos inclusivo”.

Valenzuela indicó que, por tanto, es necesario reformular el sistema de acceso de estudiantes con discapacidad a la educación superior chilena, a través de la unificación de criterios para postular, así como la eliminación de restricciones arbitrarias que todavía mantienen algunas instituciones; y unificar y consensuar criterios de trabajo entre los programas de apoyo existentes en las instituciones de educación superior, así como ampliar su cobertura a todo tipo de situaciones de discapacidad.

Junto a esto, también se necesita ampliar la cobertura de los programas de apoyo a todas las universidades chilenas; continuar la subvención estatal de estos estudiantes en el ciclo de educación superior; realizar estudios de seguimiento de trayectoria académica y luego laboral de este colectivo; e incluir en las reformulaciones nacionales del proceso de admisión especial a estudiantes con discapacidad.

El tema en la USM

La última experiencia compartida en el evento fue de Víctor Valdebenito, docente del Departamento de Mecánica de la USM en Concepción, quien actualmente participa del proyecto “Vehículo para discapacitados, autónomo y ergonómico”, financiado por Innova Biobío Chile, el cual se adjudicó Waldo Seguel con  apoyo de la USM.

Valdebenito indicó que Seguel se acercó al Plantel con la idea de obtener ayuda para fabricar un vehículo que le fuese útil.  “Nosotros con el afán de ayudar empezamos a buscar fuentes de financiamiento para que no salieran los recursos de él”, indicó. En la iniciativa participan, además, el profesor del mismo departamento Fabrizzio Cariñe y Arnaldo Álvarez, Jefe del Taller de Mecánica Automotriz; y para los temas de uniones soldadas participa Julio Labraña.

El vehículo debiera estar armado totalmente y con pruebas realizadas en el mes de diciembre. “A mí me ha tocado de cerca este tema últimamente. Yo era de las personas que aportaba para la Teletón, pero familiarmente me tocó el tema y me he dado cuenta que no hemos hecho nada como sociedad”, afirmó el docente, indicando que esta experiencia ha sido tremendamente enriquecedora. “Saber que estamos ayudando a una persona solamente con el interés de que para él funcione bien, es lo mejor”, dijo.

Cabe señalar que en el encuentro participaron integrantes de establecimientos educacionales, de departamentos de educación municipal y de casas de estudio que integran la Red de Educación Superior Inclusiva, de la que participa también la USM.

Pamela Órdenes, Coordinadora del Programa Punto de Encuentro en Concepción, informó que junto a otros profesionales se encuentra preparando un taller para preparar estudiantes que se transformen en monitores de inclusión.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.