Innovadora tecnología permite reutilizar los desechos de plumavit y mitigar la contaminación en las playas

4 · diciembre · 2017

La propuesta de IdiGreen permite reciclar este material contaminante y generar un recubrimiento incoloro que repele el agua y opera como aislante eléctrico, pudiendo aplicarse como aerosol sobre diversas superficies.

El alto porcentaje de poliestireno expandido o plumavit (PS) que desecha la industria acuícola es sin duda un importante problema medioambiental en las playas del país, pero es también la motivación para un grupo de sansanos que vio en esta problemática el punto de partida para su trabajo. Su desafío: reciclar este elemento para convertirlo en materia prima de nuevos productos.

Así nació IdiGreen, emprendimiento incubado en el Instituto Internacional para la Innovación Empresarial (3IE) de la Universidad Técnica Federico Santa María, que se dedica al desarrollo de nuevas tecnologías para el tratamiento de materiales contaminantes descartados por las empresas de reciclaje convencionales.

El plumavit es el principal componente de boyas y otros elementos de flotación que utilizan las empresas acuícolas, especialmente aquellas orientadas al cultivo de moluscos. Sus residuos suelen terminar en las playas del sur de Chile, en particular de Chiloé, por lo que los creadores de IdiGreen se propusieron reutilizarlo desarrollando una innovación que valoriza los residuos plásticos post consumo industrial y, a la vez, permite mitigar el daño a la ecología del litoral.

Su aporte al medioambiente se explica porque la espuma de poliestireno es una de las resinas de plástico más complejas de reutilizar. Es así como IdiGreen “definió sus lineamentos estratégicos para convertirse en un emprendimiento de investigación y desarrollo para el tratamiento y valorización de plásticos de difícil reciclaje”, explican sus CEO-Founders Lukas Vega, Ingeniero Civil Industrial de la USM, y René González, Técnico Profesional Marítimo.  

Metodología

La innovación de este emprendimiento logró implementar un sistema que permite reutilizar el plumavit desechado por la industria. Sintetizándolo a un estado líquido consigue un recubrimiento incoloro que repele el agua y opera como aislante eléctrico, el cual puede aplicarse como aerosol sobre diversas superficies.

“La metodología de IdiGreen consiste en el desarrollo de una solución que separa el material orgánico –como suciedad, algas, arena y otros- del plumavit, mediante una serie de técnicas física-químicas y mecánicas, obteniendo finalmente una reducción de 50/1 y 90/1, según sea el caso”, detalla Vega. Por su parte, René González cuenta que, a modo de ejemplo “hasta ahora los cálculos indican que con 1000 litros de esta solución se llegan a disolver hasta 700 kilos de PS”.

Y agrega que, de esta manera, “se obtiene un residuo que es utilizado como biomasa para generación de calor y como materia prima para la creación de este recubrimiento hidrorepelente y anticorrosivo. A lo anterior, se le suma la incorporación de nanopartículas que confieren al recubrimiento características adicionales que evitan, por ejemplo, el crecimiento de bacterias”.

Actualmente IdiGreen cuenta con soporte financiero de Capital Semilla otorgado por CORFO y por SERCOTEC, y recibe apoyo tanto del Gobierno Regional de Los Lagos como de municipios locales. Además, trabaja con la Asociación de Mitilicultores de Chile, la Universidad Católica de Valparaíso y el Laboratorio de Síntesis de Nanomateriales del Departamento de Física de la USM.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.