Destacada artista gráfica cierra Ciclo de Exposiciones de la USM con obra “Surcos Urbanos”

18 · diciembre · 2017

La grabadora nacional Cynthia Araya fue la encargada de dar cierre a las muestras artísticas que organiza anualmente el Departamento de Estudios Humanísticos del Plantel.

Con una obra que busca poner en evidencia las transgresiones humanas y las denuncias sociales, la artista nacional Cynthia Araya —grabadora con vasta trayectoria en la Región de Valparaíso— dio cierre a la versión 2017 del Ciclo de Exposiciones organizado por el Departamento de Estudios Humanísticos de la Universidad Técnica Federico Santa María, con la obra “Surcos Urbanos”.

La grabadora, quien ha expuesto en Estados Unidos, Egipto e Italia, entre otros países, se inició en este arte de la mano de Marcos Antonio Sepúlveda en la Escuela de Bellas Artes de Viña del Mar, desarrollando una obra experimental a través de la reutilización de materiales desechables y utilizando motivos de color en grabados en blanco y negro; elementos recurrentes en sus obras donde los protagonistas son personajes urbanos y expresiones sociales.

“Lo que estoy presentando en esta ocasión, es el trabajo que he estado desarrollando en el último tiempo, en paralelo a la litografía y la xilografía. En mis obras he ido experimentando a lo largo de los años, convirtiéndose en un elemento muy importante para mí a la hora de crear”, expresó la artista.

“El hecho de ir agregando elementos no es una casualidad. Dentro de los temas que abordo, siempre es recurrente el conflicto. Por algo mi trabajo se llama Surcos, porque tiene que ver con la transgresión de las normas naturales. Las huellas que vamos dejando en nuestro pasar”, detalló Araya.

En esta línea, la grabadora agregó que “Surcos Urbanos” nace de la necesidad de reflexionar sobre los planteamientos humanos frente al sistema imperante y al mundo que nos rodea. “Yo siento que, como individuos, transgredimos nuestra corteza, la marcamos y vamos dejando huellas. Por esta razón, las matrices de mis grabados fueron, durante mucho tiempo, los espacios físicos como las calles, murallas, la tierra”, puntualizó.

Sobre esta presentación, la docente del Departamento de Estudios Humanísticos, Maite Barros, encargada del Ciclo de Exposiciones de dicho Departamento, señaló que “es muy satisfactorio haber iniciado el año 2017 con una destacada mujer, como fue la exposición de la pintora Bruna Solarí. Luego haber hecho el esfuerzo de traer al Premio Regional de Arte Los Lagos 2016, Rubén Schneider. Posterior a ello, iniciamos el segundo semestre con el pintor Edgar del Canto, y terminamos con otra mujer, la destacada grabadora Cynthia Araya.  El Departamento de Estudios Humanísticos ha engalanado los muros de su Galería con nivel plástico y ha aportado, sin duda a educar a nuevos espectadores de Artes Visuales".

Junto con la exposición de “Surcos Urbanos”, Cynthia Araya realizó una charla en la Casa de Estudios, en la que abordó los principales aspectos de su trabajo, y el proceso que la impulsó a crear esta serie gráfica. En la instancia, la artista desarrolló un pequeño taller práctico junto a un grupo de estudiantes del Plantel, para demostrar in situ, los diversos elementos y herramientas propias del grabado como los tintes, maderas, tórculo e impresión con cuchara.

El arte como denuncia

Consultada sobre el rol del arte, la grabadora porteña comentó que “cuando el artista reflexiona a lo que existe, no puede quedar indiferente”, porque “el arte debe denunciar mediante un lenguaje universal, que logre trasgredir y permanecer en el espacio y el tiempo”. En este sentido, Cynthia Araya ha desarrollado su trabajo artístico tomando elementos como las protestas estudiantiles, los movimientos sociales, y algunos eventos contingentes como la actual ola migratoria que vive el país.

“Las masas de las que hablo en mis obras, van tomando forma porque hay algo que las mueve. Uno de los motivos que utilizo es el agua y cómo las masas se mueven en torno a este elemento vital. Siempre ha existido una necesidad migratoria, hoy es algo que vivimos fuertemente como país. Por eso en mi trabajo hay harta denuncia. Ese movimiento de masas, está dentro de la matriz con la que desarrollo mi trabajo”, explicó.

Sobre ser mujer destacada en este arte gráfico, la artista sostuvo que no existen muchas oportunidades para visibilizar este arte, especialmente para las mujeres, pero que, sin embargo, son muchos los colectivos y artistas que se desarrollan en este campo, como el grupo de grabadoras y artistas gráficas “Grafos”, además de quienes participan del Centro del Grabado en la Región de Valparaíso.

Al respecto, agregó que “para mí es un deleite ser mujer y grabadora. Yo me siento tranquila haciendo grabado y ese es mi mundo. Mis trabajos siempre van fluyendo, sin importar donde lleguen. Es un trabajo que fluye. No pienso en trabajar para abrirme un camino, éste fluye y va tomando la dirección que tiene que seguir. Siento que ser grabadora o artista, es muy valioso. Cualquier espacio que tengamos las mujeres es valioso, hay que cuidarlo y cultivarlo, protegerlo y enseñarlo. Las mujeres tenemos que estar en todas”, finalizó.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.