Docentes de la USM se capacitan en Trastorno de Espectro Autista

19 · enero · 2018

En la jornada se explicó que, para facilitar la inclusión, se pueden utilizar herramientas pedagógicas que permiten equiparar las condiciones para que los estudiantes con necesidades educativas especiales puedan acceder, participar y progresar en su proceso de enseñanza-aprendizaje.

 Durante los últimos años, con una nueva normativa mayor conciencia respecto a la importancia de una cultura inclusiva, se ha incorporado en la sociedad y la Universidad Técnica Federico Santa María no se ha quedado al margen. Por ello, el año 2014 se hizo parte del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE), iniciativa del Ministerio de Educación que busca restituir el derecho a la educación superior a estudiantes de sectores vulnerables.

En ese marco se garantizan cupos a quienes cumplen los requisitos de habilitación para postular al proceso de admisión que particularmente tiene este programa y, por supuesto, se profundiza en los aspectos de acompañamiento para aquellos alumnos. En Concepción, en 2017 ingresaron 21 estudiantes por medio de PACE y para este año hay 80 cupos disponibles. Pero el trabajo no solo ha quedado en el ingreso, sino que también en que el entorno educativo sea capaz de acoger y mantener a dichos alumnos.

Fue en el marco de esta línea de acción universitaria que se desarrolló en la Sede Concepción el curso “Orientaciones conceptuales y metodológicas del trastorno del espectro autista (TEA)”, dirigido a trabajadores de la institución, organizado por la Dirección General de Docencia, la Dirección de Enseñanza y Aprendizaje (DEA), y el Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE).

Su objetivo fue capacitar a agentes clave respecto a necesidades educativas especiales (NEE) y fundamentalmente el TEA, para apoyar a quienes se encuentren en esta situación, conocer cuáles son sus necesidades en lo académico y otras ayudas que sean pertinentes, para favorecer la temprana detección y derivación, propiciando con ello su continuidad de estudios. 

Gonzalo Soto, Educador Diferencial, integrante del equipo PACE de la USM en Viña del Mar y uno de los expositores de la jornada, señaló que en la Casa de Estudios el desafío para trabajar con quienes tienen TAE es grande, porque se trabaja con las llamadas ciencias duras, donde es necesario aplicar el conocimiento.  “Si para los neurotípicos es difícil, imagínense cómo es para quienes tienen NEE”, indicó.

Por ello, explicó, se pueden realizar adecuaciones a la docencia, que son herramientas pedagógicas que permiten equiparar las condiciones para que los estudiantes con NEE puedan acceder, participar y progresar en su proceso de enseñanza aprendizaje. “Es una manera de generar condiciones en el sistema educativo para responder a las necesidades y características individuales de los estudiantes y de sus procesos de aprendizaje”, afirmó.

Ejemplo de herramientas es entregar diapositivas y folletos de antemano, los que pueden reducir la ansiedad y facilitar la organización del trabajo, e incluso adecuar la evaluación, para poder observar de manera parcelada las competencias y/o habilidades referidas a determinada materia.

Apoyo integral

Pero el trabajo en el aula únicamente no basta. Para Camila Bustos, sicóloga y profesional del Equipo PACE USM, son dos las áreas en las que se hace necesario intervenir: una es la tratada en el curso, las necesidades educativas especiales, ya que se trata de una institución educativa, donde el aprendizaje es fundamental, y por otra parte está el fenómeno de la vida universitaria. Éste, afirmó la especialista, “va  mucho más allá  del aprendizaje y la enseñanza. Tiene que ver con el desarrollo vital, que es integral también del estudiante dentro de la Universidad y ahí el tema de la inclusión de las culturas juveniles es fundamental”.

Esto, dijo, porque al haber muchas vías de acceso a la institución aumenta el espectro de estudiantes y se hace necesario conocerles más, saber de sus motivaciones, de sus orígenes y eliminar los prejuicios que puedan existir sin base de realidad. “No se trata de levantar una ilusión, de poder gestionar una meta que es el futuro, sino de poder responder a algo que hoy es una realidad que es la realidad de la cultura juvenil y la realidad de necesidades educativas”, aseveró.

En este sentido, el PACE ha ido paulatinamente incorporando dicha mirada, entregando apoyo académico y contención emocional. Desde su llegada, los estudiantes de este programa reciben apoyo de tutores pares y ayudantes en las asignaturas de Física, Matemáticas e Inglés, contando además desde septiembre con Fernanda Parra, sicóloga del área de Acompañamiento y Apoyo Psicoeducativo.  El equipo local además trabaja en conjunto con otras cinco casas de estudio vinculadas al programa en la región del Biobío, con las que realiza un trabajo colaborativo y de ese modo se generan mayores oportunidades para los estudiantes beneficiarios.

Pero el tema de inclusión en la Sede no solo ha sido abordado por este programa, sino también a través de Relaciones Estudiantiles, por medio del Programa Punto de Encuentro, que junto al Programa de Inclusión USM el año pasado realizó un “Taller de Monitores de Inclusión” y previamente la jornada “Hagámonos cargo: hablemos de inclusión”, que contó con el apoyo de la Dirección Regional del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis).

Por ello, la coordinadora PACE, Patricia Zapata, destacó la importancia de realizar alianzas para replicar este tipo de iniciativas, que permiten valorar la importancia del tema y adquirir habilidades para enfrentarlas, permeando este tema en toda la comunidad institucional. Respecto al programa, la profesional destacó que “es la manera como un Estado o nación permite  a sus estudiantes un acceso efectivo a la educación superior, independiente de las limitaciones físicas que tenga, pero sí potenciando lo que el estudiante trae y la inclinación que tiene para hacer bien las cosas”.

En Concepción, el Departamento que más experiencia tiene de trabajar con estudiantes con necesidades educativas especiales es Electrónica e Informática. Jorge Urrutia, Jefe de la carrera Técnico Universitario en Informática, señaló que han vivido varias etapas para abordar este tema, siendo la primera una de desconocimiento, tras lo cual contó con ayuda de la Unidad de Bienestar, y el año pasado, ya trabajó de manera permanente con el programa PACE.

“Ha sido un aprendizaje a lo largo  del tiempo, no solamente con apoyo de profesionales, sino que también entre los mismos colegas nos vamos dando cuenta de qué alumnos presentan una conducta atípica. Todo eso ha evolucionado en que incluso en este  curso uno entiende que ya empieza a tener más herramientas y este tema se va construyendo de a poco”, finalizó.

Hay un comentario en esta noticia

Mariela Manosalva Publicado el 5 d marzo d 2018 a las 16:19

Se agradece iniciativa , lo cual por lo demas exige la Ley 20.422 sobre igualdad de oportunidades.Ojala cada vez se vaya comprendiendo la oportunidad que se le debe entregar a las personas con discapacidad, en este caso a quienes se encuentran dentro del espectro autista, como las personas con Asperger.Asi como lo indican, si para un cerebro neurotipico resulta muchas veces tremendamente dificil comprender comportamientos humanos o materias, ni imaginar como es para ellos.Tengo un hijo de 22 años que estudia Lic. En Historia, carrera en verdad complicada, demasiada memoria y comprencion, mucho que leer y tambien con muchos tintes de filosofia, pero a el lo evaluan igual que el resto de sus compañeros y en algunas asignaturas le complica mucho.
Les deseo lo mejor y si en algun momento necesitan de mi experiencia , me pueden contactar, poseo el conocimiento y experiencia que jamas encontraran en la literatura especializada o la que posee un medico, poseo la experiencia de madre de un joven Asperger.
Atte.
Mariela Manosalva
2año Ing Ejec Gestion y Control Ambiental sede Concepcion

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.