USM participa en primer estudio de consumo de drogas y alcohol con universitarios en región del Biobío

16 · marzo · 2018

Los resultados de la investigación permitirán direccionar con mayor precisión las acciones preventivas que desarrolla la Casa de Estudios, manteniendo un absoluto resguardo de la confidencialidad de las respuestas.

 Contar con información confiable y empírica es lo que permitirá el Primer Estudio de Prevalencia del Consumo de Drogas y Alcohol en Población de Educación Superior, que realizará en la región del Biobío el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), y del cual participará la Universidad Técnica Federico Santa María en Concepción.

En total son seis universidades, un instituto y un centro de formación técnica los establecimientos que se sumarán a esta inédita iniciativa en el país, que surge en el marco de los compromisos adquiridos en la “Red de Prevención de Educación Superior” de la región del Biobío.

La idea surgió cuando se constituyó esta Red en 2014, indicó Bayron Martínez, Director Regional de Senda, quien señaló que no se han realizado investigaciones de este tipo cubriendo el grupo etario de quienes cursan enseñanza superior.

“Nos interesa saber qué consumen los estudiantes, dónde, quiénes, cuáles son los elementos que facilitan el consumo, cuáles son los elementos que inhiben el consumo. Nos hemos dado cuenta de que es necesario intervenir, pero específicamente en el rango etario entre 18 y 29 años. Ahí tenemos una tarea pendiente como Estado y que necesitamos esta información para hacer una buena política pública específica y especializada”, afirmó.

Ximena Bustos, Jefa de Bienestar Estudiantil de la USM en Concepción, destacó que la importancia de participar en el estudio reside en que éste entregará un diagnóstico de cuál es la percepción que tienen los estudiantes del consumo de marihuana y alcohol, antecedentes que permitirán direccionar con mayor precisión el trabajo preventivo que ya realiza el Plantel.

Acciones preventivas en la USM

“Actualmente, con el uso terapéutico de la marihuana los estudiantes tienen la idea de que no es tan dañina, que no es tan nociva, por lo tanto teniendo ese diagnóstico, vamos a poder hacer otras actividades, que no van por el ámbito de la represión ni el castigo”, manifestó Bustos, agregando que por ser el estudiante generalmente mayor de 18 años, es un adulto, y por lo tanto tiene la capacidad de decidir.

“Lo que queremos es que decida informado”, indicó, para lo cual propiciarán actividades informativas referidas a las consecuencias de las drogas, al tipo de daño que producen, al grado de adicción y otros aspectos “para que si algunos consumen, lo hagan de manera consciente y con información fidedigna”.

Bustos destacó que quisieran que no hubiese consumo; sin embargo, se sabe que “los jóvenes quieren conocer, el conocer tiene que ver con probar y la Universidad es el lugar donde están sin tanta supervisión parental, por lo tanto tienen opción de tomar sus decisiones”.

Específicamente en cuanto al consumo del alcohol, la Jefa de Bienestar Estudiantil señaló que el problema está en su consumo abusivo, lo cual genera una enfermedad crónica, siendo muy leve la separación entre el consumo recreacional, ocasional, y el hecho de ser “bebedor problema”

Por su parte, Pamela Órdenes, Psicóloga del Programa Punto de Encuentro en Concepción, precisó que la prevención del consumo de alcohol y otras drogas se aborda hace muchos años en la Universidad, contando para ello con estudiantes monitores que hacen más cercano el mensaje a sus pares.

La profesional afirmó que los datos objetivos “nos permitirá reflexionar acerca de cómo continuaremos en adelante planteando nuestras intervenciones y dirigiendo nuestros esfuerzos en cuanto a acciones preventivas, psicoeducativas y paliativas”.

Para Órdenes es fundamental derribar algunos mitos en relación al consumo de sustancias en los estudiantes, “así como también identificar los factores protectores y de riesgo que están presente en estas prácticas para poder acompañar de la mejor forma posible el tránsito por la Universidad, prestar orientación y apoyo de forma oportuna y en sintonía con el trasfondo que acompaña estas conductas”.

Aplicación de la encuesta

José Marín, Jefe del Área Estudios de Senda, señaló que toda la información obtenida en el estudio será confidencial. Para esto, las casas de estudio proporcionarán su listado de matrícula, incorporando datos de sexo, edad, carrera, año de ingreso y correo electrónico, tras lo cual se definirá una muestra aleatoria de estudiantes.

A uno se le asignará un código que no identifica al estudiante y este código será enviado al Observatorio Interamericano sobre Drogas (OID), el que generará a cada estudiante un usuario y contraseña. Estos y otros pasos permiten asegurar que ninguno de los organismos participantes podrá identificar la respuesta de cada estudiante.

Si bien el estudio no presentará información por establecimientos ni comparación de los antecedentes, cada casa de estudios podrá acceder a sus propios datos, manteniendo el anonimato de los participantes.

Además de la USM, participarán en el estudio las Universidades de Concepción, Católica de la Santísima Concepción, Tecnológica Inacap, del Desarrollo,  y del Bío-Bío; el Instituto Profesional Virginio Gómez y el Centro de Formación Técnica Pro Andes.

 

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.