Académicos USM participan como expertos temáticos en proyecto ganador de Valparaíso Puerto Plus

29 · marzo · 2018

Roberto Barría, Marcela Soto y Jorge León del Departamento de Arquitectura, formaron parte de la propuesta ganadora del concurso público de Proyectos sobre el borde costero del Gran Valparaíso, iniciativa de la oficina Shift Arquitectos de la sansana Natalia Busch y Stephan Schaale.

Con una propuesta que busca generar la recuperación del borde costero del Gran Valparaíso a través de la relación de sus habitantes y el mar, el proyecto “Espesores de Ribera”, de Shift Arquitectos -de la arquitecta USM Natalia Busch y Stephan Schaale- y con la asesoría de los académicos del Departamento de Arquitectura de la Universidad Técnica Federico Santa María Roberto Barría, Marcela Soto y Jorge León, se adjudicó el primer lugar del concurso público “Valparaíso Puerto Plus” (VP+), impulsado por EPV.

Dicho concurso, denominado “Actualización sobre el Bordemar del Gran Valparaíso”, analizó en su última etapa cinco iniciativas que abordaron aspectos de movilidad marítima y terrestre, infraestructura, espacios públicos, medioambiente, entre otros aspectos; propuestas que también fueron presentadas en la Bienal Nacional de Arquitectura desarrollada en 2017.

Mediante un trabajo multidisciplinario, donde los académicos participaron como expertos temáticos, la propuesta proyecta riberas de acceso público al interior de las comunas que conforman la metrópolis de Valparaíso, desde Laguna Verde hasta la desembocadura del río Aconcagua, a través de cinco intervenciones de gran escala y 12 estaciones intermedias.

“Lo esencial de esta propuesta es que busca la recuperación urbana a partir de un equilibrio ambiental, poniendo al agua como un factor fundamental del equilibrio ecológico. Con ello, se plantea un encuentro de aguas limpias que provienen de sus vertientes, retrasándolo hacia el interior de la ciudad, antes de que desemboquen directamente en el mar”, explicó el Director del Departamento de Arquitectura y asesor del proyecto, Roberto Barría.

Sobre la propuesta, el académico indicó que lo interesante de estas iniciativas es que “en la medida que se va conduciendo y mejorando la condición del manejo de las aguas, se podría tener mayor eficiencia en temas medioambientales y con este aprovechamiento, generar espacios de urbanidad de mayor categoría y mitigar, por ejemplo, los efectos propios de los riesgos de incendios”.

“Encuentro de las aguas”

Quebrada Verde, Avenida Francia, los esteros Marga Marga y Reñaca, y la desembocadura del Aconcagua, son los principales puntos de intervención que plantea Espesores de Ribera; “estrategia que nos permite abordar el territorio a través de transectas que se internan en la ciudad, a partir del desarrollo de intervenciones de ribera con carácter de uso público y restitución de las condiciones ambientales”, acotó Natalia Busch, líder del proyecto.

En esta línea, la profesional de Shift Arquitectos agregó que dicha estructuración de riberas interiores, aportaría a diversificar la oferta del litoral, “aumentando las continuidades de circulación, generando más ofertas programáticas y asimilando de mejor manera las relaciones de continuidad natural de las condiciones lacustres y marítimas”.

“Lo particular de nuestra propuesta se desprende de la forma de entender y definir el problema central planteado por el concurso: cómo hacer un paseo de bordemar a lo largo del Gran Valparaíso más allá de la respuesta evidente, esa que atiende una franja continua de áreas verdes que se empalman a otras existentes al interior del plano. Si bien esta respuesta no es errada, la sabemos insuficiente para entender el problema de fondo: el bordemar”, enfatizó Busch.

En su política de intervención —área de participación activa de los académicos USM— el proyecto plantea la integración del nivel central del Estado para su financiamiento, a través de mecanismos multisectoriales que integren la acción directa de diversos ministerios y reparticiones de escala nacional.

Sello sansano

Para la arquitecta y exalumna de la Universidad Natalia Busch, su formación en la escuela de Arquitectura fue determinante para entender la ciudad y la arquitectura como “un sistema complejo y abstracto, cambiante en el tiempo”. En esto, añadió, “la revisión y especulación en torno a las visiones de arquitectos y filósofos de finales del siglo pasado fue fundamental en la construcción de una mirada crítica y un nuevo entendimiento de nuestro entorno”.

Otro de los aportes que destacó la sansana, es poder adquirir “una sensibilidad con el territorio y su ecología, entender cómo los sistemas urbanos están vinculados a una naturaleza que es propia, única y determinante”.

Asimismo, Roberto Barría enfatizó la importancia de este reconocimiento, que permite que “quienes se han educado en la carrera puedan dar cuenta de su formación, la misma que les permite a algunos casos, llegar a niveles de excelencia, como fue ganar este concurso público de nivel nacional”.

“Este tipo de iniciativas, en las que participan exalumnos de nuestra Universidad y que son valoradas en el medio, permiten que los estudiantes confíen en lo que están aprendiendo. Esto, en temas como la aproximación a la planificación territorial, análisis de desarrollo del territorio en función a su habitabilidad, etc. De este modo, el alumno ve que los conceptos que estudia son valorados en el mundo profesional, que les puede aportar a su desarrollo profesional integrándose el mundo laboral con éxito”, concluyó el académico.

El equipo multidisciplinario de Espesores de Ribera, lo integran: Natalia Busch, Stephan Schaale, Cristán Boza y Pedro Pedraza, en Diseño Urbano; Roberto Barría, Jorge León, Marcela Soto y Alejandro Echeverri, como asesores Urbanos y Patrimonio; Luis Álvarez como asesor de Geografía, Biología e Historia; Mario Ramírez, en la asesoría de Ingeniería en Obras Marítimas.

Además de Diana Mery, asesor de Movilidad; Paola Moraga, asesor de Ingeniería; Omar Cortéz, como asesor de Comunicaciones y Participación Ciudadana; y la colaboración de: José Ignacio Tello, Juan Arredondo, Cristián Seguel, Cristián Espinoza, Abdrés Baeza y Constanza Fernández.

Hay 2 comentarios en esta noticia

Sandra Cagliano Publicado el 31 d marzo d 2018 a las 11:24

Creo que es necesario para recuperar de forma conciente y provechoza el borde costero de nuestro gran Valparaiso.
Siempre es necesario contar con profesionales que aporten de verdad a una transformación equilibrada, entre urbanismo y respeto hacia la naturaleza.
Felicito a aquellos que buscan un bienestar a la ciudad.

Carolina zabalaga Publicado el 31 d marzo d 2018 a las 18:40

Muchas felicidades, un ejemplo para todos los que salimos de la carrera y queremos mostrar nuestras capacidades al mundo, público y privado. Saludos

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.