PACE USM realiza jornada de bienvenida en San Joaquín

2 · abril · 2018

La actividad reunió a integrantes del Ministerio de Educación, del programa PACE y de los establecimientos que participan de esta iniciativa en la Región Metropolitana, con el propósito de evaluar el trabajo desarrollado en 2017 y dar a conocer la planificación para este año.

Como una forma de iniciar oficialmente el trabajo en 2018, el Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE) de la Universidad Técnica Federico Santa María desarrolló la Jornada de Bienvenida PACE USM Región Metropolitana, en dependencias del Campus San Joaquín.

El encuentro contó con la presencia de integrantes del Ministerio de Educación que trabajan en este programa a nivel central, además de directores, profesores, apoderados y alumnos de los establecimientos que forman parte del PACE en la Región Metropolitana.

“El objetivo de esta jornada es entregar los resultados de postulación de nuestros alumnos PACE, dónde están y qué carrera están estudiando, además de dar a conocer a los establecimientos el modelo de trabajo que desarrollaremos este año, tanto con los alumnos de tercero como con los de cuarto medio, y realizar en conjunto un análisis de lo desarrollado durante 2017”, explica el Encargado Regional del Programa PACE USM, Juan Francisco Castro.

Primera generación

Mediante una exposición, los asistentes conocieron los resultados de la primera generación PACE que ingresa a la educación superior en Santiago, tras dos años de un sistemático trabajo desarrollado en cinco establecimientos vulnerables pertenecientes a las comunas de San Bernardo y Melipilla.

De los 80 alumnos habilitados para postular a la educación superior a través de este programa, 75 se encuentran hoy estudiando en distintos establecimientos, de los cuales 24 optaron por la USM, con 17 jóvenes en Campus San Joaquín y 7 en Campus Vitacura.

Para Castro, esta es una cifra importante, ya que “la génesis del PACE es preparar académicamente a los estudiantes antes de su ingreso a la universidad, realizando una suerte de nivelación académica y también de habilidades socioemocionales y orientación vocacional, para que puedan elegir una carrera acorde a sus intereses, la que no necesariamente estará en nuestros campus”.

Balance positivo

Además del ingreso de los alumnos PACE a la educación superior, Castro destaca la relación que han podido establecer con los cinco colegios participantes del programa: “nosotros logramos entrar a las escuelas, algo que en un comienzo fue complejo, porque creían que esto conllevaba más trabajo para ellos, lo que no es así realmente. Lo que buscamos como programa es apoyarlos y brindarles nuevas herramientas, que han sido muy bien recibidas”, comenta.

Palabras que coinciden con la visión de Carol Silva, Directora del Liceo Hermanos Sotomayor, de Melipilla. “Al principio teníamos pocas expectativas, pero el programa PACE nos ayudó a que muchos más alumnos entraran a la educación superior, aumentando nuestro porcentaje de ingreso a un 48%, por lo que las expectativas para este año son bastante altas”.

Silva no sólo se detiene en el aspecto académico, sino que también destaca el apoyo de la USM en el área de las habilidades socioemocionales: “la Universidad hizo un trabajo muy riguroso al acompañarnos todo el año en el área de preparación para la vida, lo que incluso nos ayudó a mejorar el tema de convivencia escolar con los más grandes”.

Para la Directora del Liceo Industrial Hardware de San Bernardo, Sonia Jaure, uno de los aspectos más destacables del programa es la motivación y el interés que ha generado dentro de sus alumnos. “El trabajo de los profesionales del PACE ha sido muy positivo y muy bien recibido por los jóvenes. Para ellos es maravilloso asistir a las clases en la universidad, les gusta participar en todas las actividades, no sólo en las académicas. Creo que el hecho de que se preocupen de la parte psicosocial es muy importante, sobre todo en colegios vulnerables como el nuestro”, sentencia.

En el marco de este positivo análisis, Juan Francisco Castro señala que este 2018 trae consigo nuevos desafíos para el programa PACE USM. “Queremos que los estudiantes desarrollen la resolución de problemas, una competencia sello de nuestra universidad, y seguir potenciando las habilidades socioemocionales, incentivando el coaching educacional. Además, aspiramos a que la totalidad de nuestros alumnos ingresen a la educación superior, por lo que debemos seguir día a día mejorando nuestros procesos”, finalizó.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.