Innovación territorial: la nueva apuesta del Departamento de Arquitectura en materia de desarrollo urbano

6 · junio · 2018

A través de su Área de Territorio y Gestión, la unidad académica ha logrado imprimir un nuevo sello en sus estudiantes, quienes han logrado destacar con sus proyectos a nivel nacional e internacional.

El debate que genera el desarrollo de nuestras ciudades como contexto esencial para alcanzar una buena calidad de vida fue lo que motivó la creación, hace ya casi una década, del Área de Territorio y Gestión (ATG) del Departamento de Arquitectura de la USM. Hoy la integra un grupo interdisciplinario de profesionales, que apuestan por la innovación territorial en metodologías aplicadas tanto a la docencia como también a la investigación y la vinculación con el medio. 

Según explica su coordinadora, la académica del Departamento de Arquitectura Marcela Soto, este nuevo espacio trabaja bajo la premisa de investigar a través del diseño, enfrentando los desafíos que la arquitectura y la planificación urbana plantean hoy. “La innovación parte por la mirada multiescalar de los espacios en los cuáles habitamos, siempre situando el proyecto a diseñar entre escalas territoriales, desde un nivel metropolitano o regional, llegando inclusive a espacios públicos barriales”, destaca. 

“Para nosotros, el concepto de innovación que tanto vemos en la ciencia y en la tecnología también se aplica a los estudios y diseños urbanos. Abordamos los proyectos usando metodologías prospectivas de los posibles cambios futuros, con bases de datos georreferenciadas, para poder diseñar proyectos innovadores y potenciales para nuestras ciudades. Nos han visitado numerosos arquitectos y académicos que se han impresionado por el alto nivel de nuestros alumnos y por los novedosos procesos metodológicos que hemos implementado en el aula”, agrega Soto.

Uno de estos procesos consiste en la elaboración de una Matriz de Estudio e Intervención, propuesta que busca operar con la complejidad del territorio contemporáneo desde la perspectiva de un todo. Este método se estructura a partir del vínculo de tres fases: un Análisis Contextual, una Modelación de Factores y Variables Identificadas y, finalmente, las Acciones sobre el Territorio.

Nuevos talentos

Gracias a la integración de éste y otros métodos, numerosos arquitectos sansanos han podido destacar con sus proyectos a nivel nacional e internacional, trabajando en planes urbanos que incorporan herramientas de levantamiento de información que permiten hacer análisis prospectivos acerca de cómo lucirá la obra en el futuro y cómo esta intervención podría fusionarse con el entorno donde se construirá, considerando elementos de medio ambiente y sostenibilidad en el diseño, que son fundamentales hoy.

“En este aspecto, la USM está formando talentos de muy buen nivel debido a este tipo de propuestas. Una exalumna destacada en esta área es la arquitecta Natalia Busch, del estudio Shift Arquitectos, quienes ganaron el primer lugar del concurso público “Valparaíso Puerto Plus” (VP+) gracias a su proyecto ´Espesores de Ribera´”, comenta Soto. Y agrega que “este tipo de incentivos, sumado al segundo lugar que obtuvo Natalia y su equipo en el Concurso Borde Costero Antofagasta, nos indican que la innovación territorial es un aspecto esencial a la hora de planificar una obra”.

Con la participación en este último concurso -donde el primer lugar lo obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura 2014, Teodoro Fernández- se hace necesario destacar el altísimo nivel que presentan los exalumnos con este tipo de propuestas urbanas y el impacto que supone implementarlas en áreas que conjugan aspectos relevantes del espacio público.

“La vida profesional te vuelve inevitablemente más pragmático, ante lo cual el vínculo con lo académico representa siempre un camino de apertura y crítica. En ese sentido, las sucesivas colaboraciones que hemos desarrollado con la USM, en específico con el Área de Territorio y Gestión, han resultado muy provechosas, principalmente porque compartimos una base común respecto a nuestra visión de ciudad”, comenta al respecto Busch.

Para el profesor Jorge León, miembro del Área de Territorio y Gestión, “el caso de Natalia es bastante interesante, porque ella siempre ha mantenido un vínculo muy cercano con el Departamento de Arquitectura desde que egresó. Ha participado como profesora invitada en muchas ocasiones y fue parte importante de la actualización de nuestra malla curricular el 2008, sobre todo en la parte de innovación y creación”, explica.

“Esta simbiosis entre los académicos y los exalumnos es potente, ya que abre más oportunidades para la innovación en metodologías y oportunidades territoriales, al invitarnos a participar en los proyectos. Nuestra escuela de Arquitectura se caracteriza por tener un énfasis tecnológico, que nos permite trabajar con otras carreras en proyectos multidisciplinarios, lo que es muy enriquecedor”, concluye León.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.