Programa Memorias Multidisciplinarias consolida su trabajo impulsando la transferencia tecnológica

6 · agosto · 2018

En su cuarta versión, los estudiantes participantes crearán soluciones a los desafíos propuestos por 14 instituciones públicas y privadas, potenciándose su nivel de desarrollo de forma que sean más efectivas y cumplan con sus necesidades y expectativas.  

Fortalecer los vínculos con empresas y organizaciones, además de incentivar la creación de centros de innovación, son algunos de los objetivos del Programa Memorias Multidisciplinarias, iniciativa desarrollada en el marco del Proyecto Ingeniería 2030 de la Universidad Técnica Federico Santa María, y que tras cuatro años de funcionamiento ha consolidado indicadores ascendentes, tanto en el número de estudiantes participantes, como también en los desafíos que se plantean en cada una de sus versiones. 

Según explica Marcos Zúñiga, Director de Postgrado y Programas, además de Líder del Pilar II del Proyecto Ingeniería 2030, “Memorias Multidisciplinarias es uno de los programas que cumple con entregar y fortalecer las Competencias Transversales Sello de nuestra Institución, compromiso que se adquirió a través del nuevo Modelo Educativo. Por ello, y dado que gran parte de estas competencias son desarrolladas a través de este programa es importante asegurar su continuidad”.

Durante su cuarta versión, el programa creará soluciones a desafíos propuestos por 14 organizaciones de índole pública y privada, las cuales tendrán un año de desarrollo y serán potenciadas para que puedan incrementar su desarrollo tecnológico, de manera que puedan ser transferibles a la industria de forma más efectiva y cumpliendo las expectativas de las organizaciones.

“Dado que detectamos que hacían falta dos etapas: cómo escalamos y cómo transferimos, actualmente estamos desarrollando las capacidades institucionales que nos permitan identificar, evaluar, desarrollar y transferir tecnología. Esta oficina también se encargará de monitorear estos indicadores, a través del proceso denominado scouting”, agrega Zúñiga.

En base a lo anterior, detalla también el académico, “la primera acción fue unificar criterios e identificar en qué etapa se encuentra el desarrollo tecnológico. Si es solo una idea, un prototipo o ya está listo para salir al mercado. Esta medida en particular se denomina Tecnology Readiness Level”.

Esta escala, adaptada para el desarrollo tecnológico en general, se inicia en el TRL1 el cual establece principios básicos observados y reportados; y termina en el TRL 8, con un sistema objetivo completado y aprobado para una operación real, mediante testeo y demostración. “En la actualidad, las soluciones desarrolladas en el marco de Memorias Multidisciplinarias, al igual que otros programas de la USM, alcanzan hasta el TRL4, el cual se refiere a la validación componente y/o parte del sistema en ambiente relevante, lo que evidencia un largo camino por recorrer”, señala.

Zúñiga también se refirió a la posibilidad de incorporar nuevos perfiles como el del “Key Acount Manager”; profesionales que están conectando las soluciones innovadoras con el mercado, identificando quiénes pueden ser los clientes, socios tecnológicos o comercializadores.

Capacidades de desarrollo tecnológico

Los beneficios del Programa Memorias Multidisciplinarias son múltiples, ya que constituyen un cambio de perspectiva al evaluar el proceso además de los resultados, generando habilidades transversales necesarias en los estudiantes, para formar profesionales con capacidades de desarrollo tecnológico. Las exigencias no son menores; se requiere al menos de un 75% de la dedicación del año académico, contemplado el desarrollo de una problemática compleja, los ramos de formación y, el trabajo en un equipo multidisciplinario de estudiantes y académicos asesores.

Eduardo Piñones, Ingeniero en Diseño de Productos titulado en la segunda generación del Programa Memorias Multidisciplinarias y actual docente en el módulo de Vigilancia Tecnológica del programa, explica queeste se ha ido adaptando bastante bien durante los años, se toma en cuenta el feedback de los alumnos para ir adaptando rápidamente el curso a las reales necesidades de los memoristas. En términos generales te abre la visión a desarrollar más propuestas, no te quedas sólo en tu área, porque eres capaz de unirte a otras personas o aprender de ellas”.   

La memoria desarrollada por Piñones junto a Gabriela Gondeck, de Ingeniería Civil Electrónica, y Eduardo Vera, de Ingeniería en Ejecución Informática, consiste en una máquina que detecta el porcentaje de mineral que tiene un volumen de rocas, que pasan por una cinta transportadora llamada “Sorting de Minerales”, enfocada a la industria minera en Chile.

Es importante precisar que la visión de este programa apunta a que los estudiantes de la Universidad puedan desarrollar nuevas start-ups para generar innovación en la industria, y también, potenciar a los profesionales que ya se encuentran en el campo laboral; los cuales pueden ingresar al programa de Doctorado de Ingeniería Aplicada.

Próximos desafíos

Con el objetivo de ampliar la cobertura de Memorias Multidisciplinarias, actualmente se está diseñando un modelo para extender la convocatoria de este programa a las Sedes Viña del Mar y Concepción, además de relanzarlo en el Campus San Joaquín. Adicionalmente, a mediados del 2019, será el lanzamiento de la nueva oferta académica que consiste en dos magísteres profesionales que estarán orientados al desarrollo tecnológico, generándose de esta manera una estructura de formación en desarrollo tecnológico en todos los niveles (pregrado, magíster y doctorado), orientada a quienes busquen desarrollarse como profesionales en torno a la industria chilena de I+D+i.  

Otro de los desafíos planteados es la colaboración a mediano y largo plazo con empresas de carácter privado y público. Actualmente, al menos un 50% de las organizaciones invitadas a trabajar en conjunto, proponen desafíos, con expectativas moderadas, reconociéndose dos perfiles: instituciones que tienen un problema y que buscan ayuda en la innovación para resolverlo; e instituciones que tienen un nicho de negocios y no pueden o necesitan ayuda para desarrollar la tecnología y convertirse en un socio comercializador.

“En este sentido, es fundamental responder a las expectativas de estas organizaciones, generando las estructuras institucionales que permitan llevar los distintos desarrollos al nivel necesario para que puedan ser efectivamente transferidos.”, concluye Zúñiga.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.