USM integra proyecto asociativo del programa Ciencia e Innovación para el 2030

26 · septiembre · 2018

La iniciativa, que fue recientemente aprobada por Corfo y en la que también participan las universidades de Valparaíso y La Serena, busca fomentar la transferencia tecnológica, la innovación y el emprendimiento de base científica-tecnológica.

“Nuestro futuro, nuestra responsabilidad: una alianza innovadora para la transferencia de ciencia y el fortalecimiento del desarrollo local, nacional e internacional”, es el nombre del proyecto recientemente aprobado por el Subcomité de Capacidades Tecnológicas de Corfo y que fue presentado por el consorcio integrado por la Universidad Técnica Federico Santa María, la Universidad de Valparaíso y la Universidad de La Serena, en el marco del Programa “Ciencia e Innovación para el 2030”.

Esta iniciativa busca fomentar la transformación de las unidades académicas en las que se imparten programas de estudios de pre y postgrado relativos a las ciencias básicas, incrementando así la participación de las Casas de Estudios en los procesos de transferencia tecnológica, innovación y emprendimiento de base científico-tecnológica de nuestro país.

Sobre este nuevo proyecto asociativo, Lorna Guerrero, Directora General de Investigación, Innovación y Postgrado, destaca que “sigue la línea orientada a fomentar la innovación basada en ciencia, incorporando las unidades académicas científicas de la USM a esta labor, dando así un potente impulso a las actividades de ciencia básica con un componente orientado a impactar a la sociedad buscando así una mejor calidad de vida”.    

A través de este programa se buscará también la generación de capital humano avanzado con competencias de investigación e innovación, la internacionalización de las unidades académicas, promover la investigación y el desarrollo con especial foco en los problemas de la industria y la sociedad, además de la normalización de los currículum y el aumento de la oferta de postgrado en la línea de investigación y emprendimiento. 

El cambio de paradigma que asocia la innovación a la tecnología, incorporando conceptos de innovación y emprendimiento a los programas de ciencias básicas, generará una tendencia sistemática desde el inicio de la formación, despertando la necesidad de encontrar y desarrollar soluciones a problemas del sector productivo y la sociedad también desde plataformas científicas”, agrega Guerrero.

Desarrollo del proyecto 

Si bien, en el caso de nuestra Universidad, este proyecto estará a cargo de la Dirección General de Investigación, Innovación y Postgrado en conjunto con los Departamentos de Química, Matemática y Física, también contempla, tal y como se plantea en sus bases, que actúe coordinadamente con las Oficinas de Transferencia y Licenciamiento (OTLs) y los HUBs de transferencia tecnológica.  

En este sentido, aclara Irene Ortega, Directora General de Planificación y Desarrollo “el objetivo de este programa es lograr la transformación de las facultades y los departamentos de ciencias hacia un proceso que incorpore la innovación y la transferencia tecnológica. Lo anterior tiene especial relevancia dado el diagnóstico inicial entregado por Corfo, y que plantea claramente que las universidades de nuestro país han estado bastante encapsuladas, en una dimensión más bien teórica de sus procesos formativos y donde los profesionales que egresan mantienen esa mirada, la que muchas veces no conecta con lo que la industria requiere para el desarrollo y la productividad del país”.

Con la aprobación de Corfo, este proyecto -que cuenta con un financiamiento de $50 millones- inicia su etapa cero, la que tendrá un año de duración y contempla principalmente el autodiagnóstico y la comparación con referentes internacionales. Posteriormente, y tras ser aprobado, se iniciarán las fases uno y dos de implementación. 

“Dado el desafío que nos planteó Corfo, esta etapa cero contempla realizar un proceso reflexivo, que nos permita levantar líneas bases y determinar el grado de intervención que debemos hacer para que nuestras facultades y departamentos incorporen la mirada de la innovación y la trasferencia tecnológica en sus procesos formativos, además de plantear la hoja de ruta que debemos seguir para lograrlo.  A esto también se suma, que debemos explorar aquellas experiencias extranjeras similares y que sean pertinentes de implementar en nuestro país, junto con incorporar a expertos, tanto nacionales como internacionales, para que nos entreguen también su mirada”, explica Ortega.     

En el caso de la USM, una vez recibidos los oficios con la aprobación oficial de Corfo y la Contraloría General de la República, se iniciará la conformación de los equipos directivos y ejecutivos que se consignaron en la propuesta de postulación, así como también las reuniones tripartitas entre las casas de estudio que integran este consorcio.  

 

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.