USM avanza en la implementación de su Sistema de Aseguramiento de la Calidad Docente

9 · octubre · 2018

Tras un año como programa piloto en la Sede Viña del Mar, la iniciativa liderada por la Dirección de Enseñanza y Aprendizaje se apronta a extender el sistema a profesores de todos los Campus y Sedes.

Tras concluir un exitoso primer ciclo de trabajo con profesores de la Sede Viña del Mar, la Dirección de Enseñanza y Aprendizaje de la Universidad Técnica Federico Santa María está comenzando el proceso de escalamiento del Sistema de Aseguramiento de Calidad Docente, que busca extender esta iniciativa a toda la Institución en 2021, mejorando de esta forma la evaluación de la docencia universitaria, incluyendo en el procedimiento la opinión de estudiantes, pares de Departamento y la reflexión continua de los educadores.

De esta forma, docentes de todos los Campus y Sedes de la Universidad participarán en el nuevo ciclo de implementación del sistema, que comprende desde el inicio del segundo semestre de 2018 hasta mediados de 2019, pasando por etapas de difusión, selección y capacitación de los participantes, a fin de que a lo largo del proceso, puedan realizar un portafolio docente, en el que declaren su filosofía de enseñanza de aprendizaje, describan de métodos utilizados y analicen los resultados de sus cursos.

Para el Director de Enseñanza y Aprendizaje (DEA) de la USM, Hugo Alarcón, “este es el camino principal que nos hará crecer como Institución en el tema de la docencia, porque lo que no se mide no se puede mejorar, y esto nos permite hacer mediciones de forma tridimensional, generando datos valiosísimos para el desarrollo de iniciativas de impacto positivo en la enseñanza”.

Además, y respecto a la experiencia que dejó el piloto de la iniciativa en 2017, Hugo Alarcón, destaca que, “en general, los profesores tuvieron una muy buena recepción, tanto en la socialización del programa, como en las reuniones posteriores a la etapa de evaluación”.

En la misma línea, el encargado del proceso de acompañamiento de los docentes en la elaboración del portafolio, Arie Aizman, destaca que “quienes participaron de este programa piloto valoraron, principalmente, el espacio que se les entregó para reflexionar sobre su actividad docente, junto a la posibilidad de poder compartir con sus pares sus experiencias”.

“Asimismo, nosotros pudimos recoger valiosos comentarios de los profesores participantes que nos permitirán optimizar los instrumentos, mejorarlos para el escalamiento del sistema”, agrega Aizman, explicando que la instancia más complicada surgió de la necesidad de generar evidencia de la docencia, que es uno de los elementos necesarios para completar el informe de autoevaluación. 

Hoja de ruta

Con la mejora continua del trabajo docente, la iniciativa busca revalorizar este rol, no solo para las funciones de guía o facilitador del aprendizaje, sino también como mediador del mismo, enfatizando el papel de la ayuda pedagógica que presta al estudiante, a fin de que este pueda desarrollar las competencias sello de la Institución, definidas en el Modelo Educativo de la USM. 

En este sentido, Arie Aizman enfatiza en que “para lograr la mejora continua en la docencia, es necesario que los profesores reflexionen sobre ella, que no solo lo hagan en cuanto al ejercicio de su disciplina, sino también en cómo se debe enseñar esta misma”.

Es por ello que para el 2021, la Dirección de Enseñanza y Aprendizaje de la Universidad espera que cada profesor de la Institución participe del nuevo Sistema de Aseguramiento de la Calidad Docente; y para lograrlo, asegura Alarcón, “necesitamos gestionar un sistema informático que nos permita gestionar toda la información recabada de nuestros procesos”.

Respecto a los próximos desafíos, Hugo Alarcón añade que, por ahora, se propuso a cada Campus de la Universidad, que los profesores de reciente contratación sean los que ingresen inicialmente al sistema. No obstante, asevera que en las visitas que han hecho a los departamentos, varios de ellos están interesados en incorporarse a este de forma íntegra.

“En Viña del Mar, por ejemplo, en donde trabajamos con tres departamentos, hemos intentado que no sean docentes de todas las carreras, sino solo de algunas, para que la evaluación sea entre pares afines”, explica Alarcón, añadiendo que esta experiencia está ayudando también a la evaluación interna de los programas curriculares en proceso de acreditación.

 

 

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.