Profesores y alumnos del Departamento de Construcción y Prevención de Riegos USM visitan Observatorio ALMA

5 · noviembre · 2018

Alumnos de la carrera T. U. en Construcción junto a profesores del Plantel en Viña del Mar, visitaron las instalaciones del Atacama Large Millimeter Array (ALMA) ubicado en el desierto de Atacama.

Con el objetivo de conocer las instalaciones y las construcciones específicas que se requieren para un observatorio como el  Atacama Large Millimeter Array (ALMA), y generar instancias de vinculación con el medio externo, un grupo de alumnos de la carrera de T. U. en Construcción de la Universidad Técnica Federico Santa María en Viña del Mar, junto a profesores del Departamento de Construcción y Prevención de Riesgos, viajaron hasta el desierto de Atacama para conocer desde adentro el funcionamiento de ALMA.

El Director del Departamento de Construcción y Prevención de Riesgos de la USM en Viña del Mar, Marco Howes, explicó que “los alumnos que asistieron son de tercer año de T. U. en Construcción de nuestra Universidad, y son los más destacados de la generación en el ámbito académico, y en términos participativos, como ayudantes u otras labores. La idea era visitar el campamento del observatorio ALMA y el lugar donde están ubicadas las antenas, que se encuentran a cinco mil cincuenta metros de altura”.

“Básicamente nos explicaron el funcionamiento del observatorio; la cantidad de antenas, el procedimiento para la recolección de datos desde el universo, cómo se traslada la información dentro de él y cuál es la utilización o la investigación que se hace en función de esos datos. Los alumnos pudieron conocer también todo lo que tiene que ver con la construcción de campamentos, antenas, cómo son las fundaciones de éstas y de qué manera se hacen sus rutas o vías de cableado, entre otros aspectos”, agregó el docente.

En tanto, el profesor Bruno Piazze, Jefe de carrera de T. U. en Construcción, señaló que el propósito se cumplió y los alumnos salieron con nuevos conocimientos. “El objetivo de la actividad era que los alumnos conocieran este observatorio y los aspectos relacionados con su construcción, conocer las antenas que son de gran envergadura y reconocidas mundialmente. Se visitó también la zona donde están posicionadas para la captación de ondas. Fue una gran experiencia porque nos permitió estar en un centro de investigación importantísimo, una oportunidad única y enriquecedora para los alumnos, tanto en el ámbito personal como en los aspectos más técnicos que pudieron conocer”.

Ciencia y tecnología

El profesor Alex  Rojas, docente de Prevención de Riesgos y encargado de vinculación con el medio del Departamento, sostuvo que “la visita se enmarca dentro de este contexto en el cual nuestros alumnos, independiente de la especialidad que tengan, deben estar relacionados con el mundo de la ciencia y la tecnología, aprovechando que tenemos en el norte del país el centro de radiotelescopio más grande e importante del mundo, ALMA. Ahí conocimos y nos explicaron cómo funcionan las instalaciones que están a 2.900 metros sobre el nivel del mar y las antenas que están a 5.050. Allí se les contó cómo funcionan estas y su procedencia”.

La instancia dio pie para que la delegación pudiera “conocer y conversar con los ingenieros a cargo de algunas operaciones, conocer también el correlacionador que es el computador que utilizan para recoger, almacenar y relacionar todas las señales que captan de distintas partes del universo y convertirlo en imágenes visibles. Fue una grata experiencia; los alumnos conocieron bastante y se encontraron con varios sansanos que trabajan allá, sobre todo de las especialidades de electrónica y electricidad”, agregó el profesor Rojas.

Para el profesor Marco Howes, la instancia permitió premiar a los alumnos destacados de la carrera y trabajar dos ámbitos importantes para el Departamento, la vinculación con el medio y reforzar aspectos técnicos específicos. “El alumno no solo tiene que estar formado en la parte técnica sino también, en otras áreas. No en otras especialidades, pero si tener claridad de otros conceptos, y esta era una oportunidad que se nos dio a todos, la tomamos y la aprovechamos, así que el balance es súper positivo. Fue una experiencia única además, porque al observatorio a nivel campamento puede llegar todo tipo de público, estando en Calama o San Pedro de Atacama, pero el acceso a las antenas que están a cinco mil cincuenta metros, eso no lo hace cualquiera, solamente las personas que trabajan en el lugar y algunas visitas especiales”.

 

 

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.