Sistema de Bibliotecas USM realiza exitosa jornada de planificación estratégica

13 · noviembre · 2018

En el encuentro, en el que participó todo el cuerpo de bibliotecarios de Institución, se analizaron los lineamientos básicos para avanzar en torno a los nuevos desafíos que deben enfrentar para garantizar la entrega de un servicio de calidad, a toda la comunidad universitaria.

Generar un plan estratégico a nivel institucional que involucre a las cinco bibliotecas de la Universidad Técnica Federico Santa María, consolidando el actual modelo de gestión unificado y analizar en conjunto los desafíos que deben enfrentar las bibliotecas universitarias; fueron los principales objetivos de la Jornada de Planificación Estratégica del Sistema de Bibliotecas de la USM, encuentro que contó con la participación de todos los profesionales bibliotecarios de la Dirección de Información y Documentación Bibliográfica Institucional (DIDBI).

Entre los aspectos centrales analizados, estuvo la inminente actualización de los estándares para bibliotecas universitarias chilenas, próximos a ser emitidos por la Comisión Asesora de Bibliotecas del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas.  Estos nuevos criterios de medición de calidad de servicio, están basados en estándares de la Association of College & Reserach Libraries (ACRL), en su versión 2018, y recogen un conjunto de definiciones y buenas practicas para una adecuada gestión de bibliotecas universitarias.

Rimsky Espíndola, Director de Información y Documentación Bibliográfica Institucional (DIDBI), agregó que “estos nuevos estándares nos encontrarán en una excelente posición. Desde 2015, nuestro sistema de bibliotecas viene experimentando un profundo proceso de reestructuración alineada con los mismos criterios internacionales que hoy sustentan los nuevos estándares. En este sentido, a nivel institucional, se han unificado los criterios y procesos técnicos de las 5 bibliotecas, quedando documentados en el “Manual Organizacional del Sistema de Bibliotecas USM” y sobre la cual están consolidándose nuevos servicios, como es el caso de asumir como propias las labores relacionadas con recursos de aprendizaje adaptados en el contexto de una institución inclusiva, entre otros”.

Adicionalmente, se abordó la revisión técnica final de un “Reglamento General de Usuarios”, instrumento que permitirá modernizar la relación de servicios con los usuarios, bajo criterios uniformes, transparentes y más alineados con las Competencias Sello de la Institución. Entre los aspectos novedosos que trae la nueva propuesta reglamentaria, se encuentra la eliminación de las sanciones pecuniarias y su cambio por suspensión de servicios.  A ello, se suma la creación del Usuario Externo, como mecanismo a través del cual las Bibliotecas USM contribuirán con su acerbo a las necesidades de la comunidad externa.

En esta jornada, se realizó la presentación de la primera parte del Manual de Calidad del Sistema de Bibliotecas USM y también, se recogieron y sistematizaron los lineamientos básicos para establecer un sistema de trabajo que no sobrepase los cuatro meses, con el objetivo de generar un Plan Estratégico que oriente el desarrollo de la unidad por los próximos tres años.

Las generaciones cambian y la universidad con ellas

La tecnología no es lo único que obliga a las bibliotecas a actualizarse, sino que también sus usuarios. Gracias a programas de inclusión como el PACE y el Propedéutico, entre otros, ha aumentado la heterogeneidad de perfiles y de necesidades educativas. En un mismo curso se pueden identificar brechas educacionales, para las cuales la biblioteca requiere preparar material acorde a cada estudiante. En esta línea, “durante 2018 ya hemos asumido este rol adecuando las herramientas didácticas y los recursos de aprendizaje a estudiantes con capacidades diferentes”, comenta Espíndola.

Durante las movilizaciones feministas de principios de 2018, una de las exigencias que se plasmó en el petitorio interno, fue la adquisición de títulos relacionados con materias de género para las bibliotecas de la universidad. Al respecto, la Dirección de Bibliotecas desde algún tiempo antes, había comenzado a generar una colección de inclusión y género, con sub tópicos como minorías sexuales y étnicas, entre otras. Asimismo, las Bibliotecas USM desde hace más de una década que disponen de un mecanismo llamado “Desiderata”, a través del cual, los usuarios preferentemente estudiantes, proponen nuevos títulos a ser adquiridos, lo que se cumple con respeto al solicitante.

En esta misma línea, la biblioteca ha buscado acercarse a la comunidad universitaria a través de la implementación de espacios más cómodos y enfocados tanto al trabajo personal como colaborativo, incorporando, por ejemplo, una pequeña sala de cafetería y dispensadores de agua.

“Hoy, a diferencia de antes, muchos usuarios no desean silencio total, sino que estudian debatiendo ideas entre varias personas. En tanto, para quienes desean silencio, existen espacios especiales y también se dispone de audífonos para el aislar el sonido. Es relevante que sea un lugar cómodo y acogedor, ya que muchos de nuestros usuarios son de distintas regiones, siendo la biblioteca, una extensión de su hogar. Esto hizo que tuviéramos que ampliar la jornada de apertura, llegando hasta las 22:00 horas, para dar servicios acordes a las necesidades del estudiante actual”, concluye.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.