CETAM colabora en el desarrollo de nuevas tecnologías de monitoreo ambiental de bajo costo

14 · enero · 2019

Las alumnas doctorales de la Universidad de Extremadura, España, realizaron una pasantía en dicho centro para trabajar en el desarrollo de nuevas tecnologías para monitorear la calidad ambiental.

En el marco de una amplía colaboración académica al alero de un proyecto Redes de Conicyt, las estudiantes doctorales de la Universidad de Extremadura (UEx) en España, Selena Carretero y María Cerrato, realizaron una pasantía de investigación en el Centro de Tecnologías Ambientales (CETAM) de la Universidad Técnica Federico Santa María, trabajando en el desarrollo de nuevas tecnologías que permitan monitorear la contaminación ambiental de manera sencilla, portátil y a bajo costo.

A través de metodologías innovadoras basadas en principios ópticos, uno de los proyectos está enfocado a la determinación de material particulado atmosférico, parámetro muy importante en la determinación de la calidad del aire, mediante el  uso de la cámara de fotos inserta en los teléfonos móviles o smartphone; y, el segundo proyecto, desarrolla una tecnología portátil que mide el ozono en aire ambiente, utilizando una reacción química de óxido-reducción con un agente colorante que permite determinar indirectamente el ozono (O3).

Ambos proyectos, que se encuentran en su primera fase de desarrollo, están utilizando las instalaciones de CETAM, así como también los datos que el centro ha recolectado en sus campañas de monitoreo, para luego continuar con sus desarrollos en su universidad de origen en España.

El Director del CETAM, Dr. Francisco Cereceda, explicó que la estadía de las investigadoras se enmarca en una colaboración de más de 25 años con el grupo del Dr. Eduardo Pinilla, catedrático de Química Analítica de la Universidad de Extremadura, cooperación que actualmente está  financiada gracias al proyecto Redes que integran las universidades de Extremadura, Castilla-La Mancha y la Universidad de Oporto, Portugal; contexto en el que se han realizado variados trabajos de pre y postgrado en cotutela, campañas de monitoreo en terreno, además de proyectos de cooperación y pasantías entre investigadores de ambas instituciones.

“Las estudiantes de doctorado, están desarrollando su trabajo de investigación en estas técnicas, aplicando distintas metodologías analíticas, en un caso ópticas y, por otro lado, químico-ópticas, para determinar contaminantes atmosféricos y disminuir los costos, usando una tecnología moderna y a la mano como son hoy los Smartphone. Con ello, se estaría logrando la posibilidad incluso que cualquier persona que tenga un smarthphone pueda transformar su teléfono en un laboratorio móvil, logrando así una mayor cobertura espacial de datos, lo que permitiría eventualmente que las nuevas tecnologías de la información monitoreen casi en tiempo real parámetros sobre la calidad del aire, empoderando así a la ciudadanía para que sea más consciente y se haga cargo también de estos problemas”, detalló Cereceda.

Sobre esta estadía, Selena Carretero, miembro del Grupo de Investigación de Análisis Químico del Medio Ambiente de la Universidad de Extremadura, comentó que “la idea de esta visita es conocer un poco cómo se trabaja acá en Chile y de qué manera nosotros podemos integrar estas metodologías a nuestro trabajo. Nuestras tesis doctorales están bajo el alero de nuestro grupo de investigación y de las colaboraciones internacionales en las que participamos, por lo que siempre tratamos de integrar los nuevos conocimientos y tener una mirada lo más completa posible”.

“Mi proyecto, particularmente, trata sobre metodologías novedosas para reducir costos en la detección del material particulado en el aire. Las muestras que se recogen, presentan distintas intensidades de color que se detectan a través de sensores colorimétricos, mediante la captura de una imagen en un smartphone. El desarrollo de esta tecnología nos ayudaría a conocer la concentración del material particulado en el aire, de manera tal que cualquier persona pueda hacer este monitoreo, y que, con ciertas mejoras, pueda conocer qué contaminación tiene en su zona y actuar concorde a ello”, especificó Carretero.

En tanto, la investigadora María Cerato, agregó que su proyecto consta de un desarrollo de nuevas metodologías portátiles para la detección de ozono en el aire ambiente. “En muchas zonas de Europa hay grandes problemas con este contaminante debido a que, al ser un contaminante fotoquímico, la temperatura y la reacción solar inciden bastante en su formación, superando muchas veces sus umbrales permitidos. Actualmente existen monitores de estos contaminantes, pero son muy costosos, difíciles de manejar y transportar, por tanto, esta tecnología en la que trabajo facilitaría su manejo y su costo”.

“Durante mi estadía en CETAM, me encargaré de interpretar la formación del material particulado secundario, que es el material articulado fino, incluso menor al PM2,5 y de origen antropogénico, donde el ozono tiene una función relevante”, puntualizó Cerato. La información utilizada en su investigación, ha sido facilitada por el CETAM gracias a las campañas de monitoreo realizadas en la comuna de Concón, en donde se generó información sobre los precursores del material particulado secundario.

Además de estos trabajos, ambas estudiantes de doctorado dieron a conocer los resultados de sus investigaciones en un seminario abierto al público organizado por CETAM el pasado mes de diciembre.

 

 

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.