USM potencia la innovación pedagógica aplicando nuevas tecnologías

16 · agosto · 2016

Propuesta contempla el desarrollo de un Plan Institucional de Integración de Tecnologías, a través del fortalecimiento de situaciones de aprendizaje activas enriquecidas con Tecnologías de la Información y la Comunicación.

 A través de la implementación de un Plan de Integración de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC´s), apoyando al desarrollo de la innovación pedagógica y explorando iniciativas de Blended Learning (B-learning) dentro y fuera del aula, es que el Centro de Innovación para la Calidad Educativa (CICE) de la Universidad Técnica Federico Santa María, invita a todos los profesores a participar de diversas iniciativas enfocadas al fortalecimiento docente.

infografiaCon el desarrollo del Programa de Mejoramiento FSM1307, ejecutado el año pasado, se buscó implementar en el cuerpo académico diversas capacidades de innovación y manejo de sistemas de gestión de la información y la comunicación, mediante la incorporación de nuevas tecnologías y el fortalecimiento de las Unidades de Mejoramiento Docente (UMD) existentes en todos los Campus y Sedes de la USM.

Una de las estrategias que se están implementando, es el método de Clases Invertidas o Flipped Classroom. Esta práctica pedagógica, busca transferir fuera del aula el trabajo de determinados procesos de aprendizaje, con el fin de utilizar el tiempo de clase para el desarrollo de procesos cognitivos de mayor complejidad, a través de trabajo colaborativo y resolución de problemas, entre otros.

Cecilia Ritchie, Encargada de Recursos Didácticos del CICE, cuenta que este método es un fiel ejemplo de cómo usar las tecnologías dentro del aula, mediante situaciones activas de aprendizaje con la utilización de diversas herramientas de corte innovador. “Estamos reforzando el tema de las Clases Invertidas para que el profesor pueda generar estas situaciones activas de aprendizaje, a través de la entrega de equipos y software”.

Además, el uso de estas tecnologías se puede realizar a través de modalidad presencial, semipresencial y virtual. La primera, comprende el uso de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) dentro del aula, mediante las tecleras, el uso del Data, smartphones, etc. La modalidad semipresencial en tanto, comprende el B-learning, en donde se encuentran las Clases Invertidas. Finalmente, se encuentra la modalidad de enseñanza totalmente virtual, en donde entran los Moocs y en donde actualmente el CICE se encuentra trabajando con apoyo del programa Ingeniería 2030.

“Debido a que este Plan de Mejoramiento es transversal en todos los Campus y Sedes, nuestra intención es que todos los profesores puedan desarrollar clases activas aplicando este tipo de estrategias, como es el caso de Clases Invertidas. Nosotros, como Asesores Tecnológicos, entregamos el software CAMTASIA y una Tablet completamente gratuita (como préstamo), la que simula el pizarrón ya que permite filmar las clases. La invitación es que se acerquen para que nosotros los podamos apoyar respecto a estas clases invertidas”, enfatiza Ritchie.

Situaciones Activas de Aprendizaje

foto nota centralEl primer semestre, fueron aproximadamente 20 los profesores que decidieron implementar el sistema de Clases Invertidas, a quienes se les entregó el respectivo equipamiento para que pudiera comenzar a trabajar en estas situaciones activas de aprendizaje.

“La implementación de las Clases Invertidas el semestre pasado fue interesante, ya que para los profesores fue una instancia provechosa, ya que tiene más oportunidades de ver que el estudiante avanza en sus aprendizajes dentro de la sala de clases”, señala Ritchie.

A modo de introducción, la Clase Invertida se inicia antes del encuentro presencial del estudiante con el profesor y sus compañeros. Previo a la clase, éste “se prepara” realizando alguna actividad que le permita conocer la materia que se abordará en la sala de clases y que puede enfocarse en una lectura de documento, observación de un vídeo, realización de algún experimento etc. 

Luego, para verificar el nivel de comprensión del estudiante de la materia revisada, se recomienda realizar un pequeño quiz, de no más de tres o cuatro preguntas, para que, de este modo, el profesor pueda verificar un “antes y después de la clase”, y así conocer el nivel de comprensión de sus estudiantes, permitiéndole de esta manera tomar decisiones, para nivelar esta comprensión.

Actualmente, el CICE se encuentra en proceso de estandarizar el uso y la incorporación de estas tecnologías en docencia universitaria, a través del apoyo y acompañamiento de los profesores junto al perfeccionamiento permanente de los docentes.

Si deseas conocer más acerca de estas iniciativas, entra a los siguientes sitios: http://www.tecnologiaseducativas.usm.cl/ y http://claseinvertida.usm.cl/